Mundo

Tailandia: Rescatados en cuarentena pidieron comer chocolate

Los niños tailandeses rescatados de una cueva quedaron en cuarentena para que su estado de salud sea monitoreado por los médicos, aunque salieron mejor de lo que se esperaba. El primer pedido de los "jabalíes" fue chocolate, deseo que les fue concedido.

Ninguno de los niños tenía fiebre, un signo de posible infección en el cuerpo, pero dos fueron sometidos a un tratamiento con antibióticos por un posible problema pulmonar. A pesar de haber estado dos semanas en la cueva con un ambiente frío, oscuro y mal ventilado, ellos salieron en mejor estado de lo que se esperaba.

La BBC informó que quedaron en cuarentena para que, en un ambiente seco y cálido, sigan monitoreados para descartar algún tipo de enfermedad, como la histoplasmosis, que afecta a los pulmones por un hongo que crece en las heces de los murciélagos.

Además, les pusieron anteojos debido a la cantidad de tiempo que estuvieron en la oscuridad. Deben proteger sus ojos de la luz, ya sea solar o del hospital en sí.

Lea más: Marina confirma el rescate de todos los atrapados en la cueva

Apenas salieron de la cueva, los niños recibieron comida instantánea y jaleas energéticas hasta que comenzaron a ingerir alimentos blandos. Pero lo que los chicos más solicitaron fue chocolate, deseo que los médicos cumplieron.

Por otro lado, habrá un equipo de psicólogos que trabajará con ellos para garantizar su recuperación. Mentalmente están bien, pero no se descarta que por el episodio traumático puedan tener consecuencias a corto y largo plazo.

Nota relacionada: Lo que tenés que saber del rescate de los 12 niños y su entrenador

Los 12 niños, de entre 11 a 16 años, y su entrenador fueron rescatados en un operativo de tres días, luego de estar dos semanas en una cueva desde el 23 de junio. Ingresaron a la misma, pero una súbita tormenta les cortó la salida.

Para el rescate fueron movilizados 90 buzos, entre tailandeses y extranjeros. El operativo fue muy peligroso, tanto que uno de los rescatistas falleció en la caverna al quedarse sin oxígeno.

Dejá tu comentario