Mundo Animal

Tailandia: Perro se reencuentra con su dueña tras 4 años de espera en un camino

Un perro se reencontró con sus dueños luego de esperarlos cuatro años en un mismo lugar; un camino de la localidad de Khon Kaen, en Tailandia.

La historia del animal y su lealtad refuerzan la afirmación de que “el perro es el mejor amigo del hombre”. Leo es el nombre que Saowalak Pinnuchawet le puso al can después de haberlo encontrado en el camino hace cuatro años, en la localidad de Khon Kaen, en el distrito de Mueang, de la provincia de Roi Et, Tailandia.

Le puede interesar: Disney halla en perrera a protagonista de La dama y el vagabundo

Desde que se extravió de sus dueños, en el año 2015, los esperó en el mismo lugar siempre. Su historia se viralizó en las redes sociales, a partir de una publicación en Facebook de Anuchit Uncharoen, un usuario tailandés, al que le llamó la atención el caso.

Embed

La información llegó a su antigua dueña, Peng Sittisarn, de 64 años, a quien le asombró ver a su mascota todavía viva. Manifestó que su verdadero nombre es Bon Bon y que se perdió tras saltar de un auto, relató un medio local.

Habían ido a visitar a un sobrino en Khon Kaen y en un giro notó que el can ya no estaba en el vehículo. Lo buscó toda una semana, pero no volvió a encontrarlo.

Anuchit Uncharoen_HD.mp4
Anuchit Uncharoen publicó en su cuenta este vídeo sobre Leo.

Fue en ese ínterin que Pinnuchawet lo había visto en el camino delgado y sucio. En el transcurso de una semana volvió a pasar por el mismo sitio, y seguía allí, pero ya débil y con una enfermedad en la piel: lepra.

Entonces decidió acogerlo en su casa y mandarlo a revisar por un profesional. Lo cuidó, lo alimentó, y estuvo con él. Pero, cuando pasaron cuatro días, se escapó. Relató que se asustó, pensó que lo robaron o lo envenenaron, y comenzó a buscarlo. En una oportunidad pensó en ir hasta el lugar donde lo encontró y, efectivamente, había regresado allí.

Reencuentro Leo.jpg
Momento del reencuentro de Leo con su anterior dueña.
Momento del reencuentro de Leo con su anterior dueña.

La mujer se puso feliz al verlo, y desde entonces fue que lo llamó Leo. Prefirió dejarlo permanecer en el camino, pero igual siguió alimentándolo todos los días, y cuando ella está ocupada, lo hacen otros miembros de su familia.

Tras el reencuentro con sus antiguos propietarios, Bon Bon quedó confundido, y se negó a regresar a su anterior hogar. No obstante, la señora Sittisarn, optó por dejarlo al cuidado de su nueva dueña.

Dejá tu comentario