Economía

Surgen señales alentadoras para el comercio fronterizo con Brasil

 

La economía brasileña está repuntando en sus niveles de confianza con la asunción del presidente Jair Bolsonaro, tras los anuncios sobre lo que serán sus medidas de gobierno y las primeras señales de recuperación de sectores como la industria. Este fenómeno está ya repercutiendo en un fortalecimiento del real brasileño y se espera un mayor dinamismo en este país, situación que constituye un escenario favorable para el deprimido comercio de frontera en Paraguay.

En estas expectativas coinciden Diego Duarte, miembro del directorio del Banco Central del Paraguay (BCP), y el economista César Barreto, ex ministro de Hacienda, así como en la necesidad de fortalecer la capacidad de atracción de inversiones para aprovechar el desempeño económico del país vecino, en todo lo que se pueda.

Al fortalecer la economía brasileña y apreciarse su moneda, las personas de ese país incrementan su poder adquisitivo y esto beneficia al sector comercial de frontera del lado paraguayo, debido a que se espera una mayor demanda por parte de este grupo extranjero.

El presidente Bolsonaro destacó, a través de su cuenta de Twitter, que el dólar se aproximaba a la marca de 3,70 reales: “uno de los menores en muchos meses”, aseguró. Al mismo tiempo, mencionaba el nuevo récord que marcaba la Bolsa de ese país. La moneda brasileña cerró ayer a G. 1.630 a la venta, en el sector minorista, por encima del promedio de G. 1.529 en que se ubicó el mes pasado.

Duarte recuerda las características de los compradores brasileños, para enfatizar su optimismo. “Un real más fuerte rápidamente influye en las compras de los brasileños hacia bienes de nuestra frontera. Por ese lado, puede ser una buena noticia: el brasileño, por naturaleza, consume, es agresivo en las compras y en la planificación de sus negocios”, asevera.

Barreto, por su parte, recalca que un mayor dinamismo y crecimiento económico del Brasil tendría impactos positivos en la economía paraguaya, especialmente en las cadenas productivas más integradas como el sector automotriz, textiles y confecciones y plásticos. En estas, considera que Paraguay seguirá manteniendo altos niveles de competitividad.

Sin embargo, y dependiendo de la estrategia de apertura comercial de Brasil y la velocidad con que se implemente, estima que afectaría negativamente a las reexportaciones de productos electrónicos y otros rubros de alta tecnología que hoy tienen aranceles mucho más elevados en el país vecino.

“Si la apertura en estos sectores es muy agresiva, tendría impactos negativos muy importantes en las ciudades fronterizas que dependen de este comercio de reexportación como Ciudad del Este, Pedro Juan Caballero, etc.”, advierte.

A futuro. Para el mediano plazo, Barreto recomienda ajustar factores como la calidad de la infraestructura logística, del capital humano y de la flexibilidad en las regulaciones laborales, a fin de no perder competitividad frente a las medidas económicas que implementará Brasil.

“En el 2019 vamos a tener los efectos positivos de la estabilidad del real y la reactivación económica del Brasil y beneficiará principalmente al comercio fronterizo. Los efectos de sus reformas estructurales (del gobierno de Jair Bolsonaro) serán más bien en los siguientes años y para enfrentarlo tenemos que invertir en mejorar la infraestructura, en la capacitación de nuestros trabajadores, en mejorar la calidad de nuestros productos y abrir más mercados externos para los mismos, para poder enfrentar esa mayor competencia, mejorando nuestra competitividad”, concluye.

Diego Duarte concuerda con esta perspectiva y sugiere a los administradores de oficinas públicas del país facilitar los canales para la llegada de inversionistas y el impulso a la realización de ruedas de negocios. En este sentido, considera importante que la Cancillería, a través de la embajada y los consulados en Brasil, colabore en la promoción de Paraguay como destino turístico y de inversiones industriales.

“Debemos seguir manteniendo ese interés de los brasileños hacia nuestro país como polo de desarrollo”, dice.

Dejá tu comentario