Nacionales

Sospechoso de feminicidio confesó que disparó a Natalia antes de quemarla

Un escalofriante relato realizó el sospechoso de haber matado a Natalia Silveira en la madrugada del miércoles en San Lorenzo. Admitió que disparó a la mujer en la cabeza y luego quemó su automóvil con el cuerpo dentro. El hombre se encuentra prófugo en Argentina.

Ulises Núñez contó que integraba un grupo de WhatsApp de personas que pagaban por tener relaciones sexuales con mujeres y uno de los miembros le dijo que también salía con Natalia. Hasta le mostró una foto suya bañándose. Fue entonces, según su relato en contacto con la 970 AM, que decidió acabar con la vida de Silveira.

Núñez mencionó que pasaron muchos días luego de haber tomado la decisión y que siempre abordaba su automóvil portando un arma. Manifestó que se conocen desde hace dos años y que se veían frecuentemente. "Pero me decía (ella) que no había nadie más", indicó.

Leé más: El video clave del crimen de Natalia Silveira

El sospechoso del crimen comentó que en la noche del martes fueron a un motel, siempre con la intención de matar a la mujer, pero no le hizo daño en el sitio porque temía que los trabajadores escucharan algo y no le dejaran salir.

Permanecieron alrededor de dos horas y media en el lugar, según su versión. Durante ese tiempo, recibió en el grupo de WhatsApp una conversación de la mujer con otro hombre, en la que supuestamente quedaron en verse más tarde. Eso le puso muy nervioso.

audio ulises nuñez

Núñez relató que la mujer se dio un baño y luego se arregló para salir. "Ella revisaba su celular constantemente, había sido, era porque tenía que verse con otro tipo, nos bañamos y ella se empezó a producir de nuevo, se pintaba, se lavó el pelo, se secó, se hacía planchita, cosa que era raro en ella", recordó.

Posteriormente, fueron en el auto de Natalia hasta el lugar donde el hombre había dejado estacionado su vehículo, una zona oscura donde pretendía consumar el hecho. Le inventó que dejó el rodado en el lugar porque no había estacionamiento cerca.

"Le dije que tenía una sorpresa para ella, porque siempre le daba regalos, siempre le daba sorpresas, y eso es lo que más rabia me daba", expresó.

Nota relacionada: Caso mujer calcinada: Allanan motel y buscan evidencias

Cuando llegaron al lugar, el hombre sacó el arma y disparó contra la víctima. "Le puse a un costado y me rajé de ahí con su auto porque varios vecinos salieron a ver qué pasaba, creo que un vecino salió, que tenía venta de asadito, algo así, a la vuelta, cosa que yo no he visto cuando dejé el auto y planeé todo", detalló.

El sospechoso siguió narrando que luego de disparar a la mujer el vidrio del vehículo quedó astillado del lado del conductor, ya que ella iba manejando. "Traspasó la bala y el vidrio de la ventana de ella estaba astillado, con marca de bala, entonces no podía dejar así. Tuve que salir de ahí porque mis huellas iban a estar por todas partes", dijo.

Entonces, el hombre acomodó a la mujer, ya supuestamente muerta, en el asiento de atrás y se dirigió al motel Roxxxy. Luego de ingresar, los nervios le produjeron vómitos y temblores, por lo que se dio un baño y pidió una gaseosa.

"Salgo del motel, me voy hasta la zona donde estaba mi auto, pero ya no lo dejo en el mismo lugar, dejo en otra zona más alejada, salgo del auto y me fui caminando a buscar combustible porque estaba lejos de mi auto", prosiguió.

El hombre compró el combustible de una estación de servicios y luego volvió donde estaba el auto. "Arranco el auto, ella siempre estaba ahí atrás porque le mudé ahí. Me voy a una zona oscura lejos del centro, porque no sabía cómo hacer para regresar a mi auto. Llaveo con alarma mi auto, me voy caminando de vuelta", contó.

Núñez mencionó que después entregó su auto a su hermana, pero que los investigadores incautaron el móvil. "Estaba en contacto con mi hermana porque yo le di mi auto y le quitaron", expresó.

Finalmente, mencionó que no sabe qué hacer, que sigue fuera del país y no quiere entregarse porque teme que los policías le hagan daño. Tampoco quiere que su familia le pague un abogado. "No quiero que gasten por mí, no soy nada, le maté a una persona, me voy a pudrir en la cárcel", dijo entre sollozos.

Compró el arma de Pedro Juan Caballero

Núñez reveló que cuando supo que la mujer salía con otros hombres compró un arma a través de un grupo de WhatsApp. "El arma compré de Pedro Juan Caballero, de un grupo de WhatsApp, hace poco, cuando me enteré que (Natalia) salía con otros tipos", afirmó.

El caso

El cuerpo de Natalia Silveira fue encontrado en la madrugada del miércoles calcinado en su automóvil Toyota Vitz de color rojo, en el barrio San José de la ciudad de San Lorenzo. La Policía ya accedió a los videos de las cámaras de seguridad de la zona. Silveira murió por asfixia y calcinamiento, según los estudios forenses.

Núñez huyó a Argentina luego de cometer el hecho y se encuentra prófugo.

Dejá tu comentario