Nacionales

Sospechoso confirma haber estado en la estancia, pero niega crimen

José Rosa Vera Medina, uno de los detenidos en la investigación del cuádruple asesinato ocurrido en el Chaco, confirmó que estuvo en la estancia, pero negó haber participado en el robo de ganado o en el asesinato. Negó también que su hermano Carlos Leonor haya estado ahí.

Los hermanos José, de 39 años, y Carlos Vera Medina, de 34 años, fueron detenidos este lunes en la comunidad de Cruce Pioneros, en el Chaco, 100 kilómetros aproximadamente antes de llegar al distrito de Mariscal Estigarribia, Departamento de Boquerón.

Ambos son sindicados por los investigadores como los supuestos autores materiales del cuádruple asesinato registrado la semana pasada en la estancia Taguató de la misma ciudad.

Lea más: Detienen a hermanos sospechosos del cuádruple homicidio en el Chaco

“El capataz (Vicente Ramírez, supuesto autor intelecutal) me llamó, porque me dijo que necesitaba sacar todas sus cosas de ahí”, manifestó José Rosa este lunes a los medios de prensa al llegar al Departamento de Investigación de Delitos de la Policía Nacional en Asunción.

Confirmó que estuvo en el establecimiento hace aproximadamente 15 días, pero que fue sólo para juntar las cosas de la familia del capataz y que contrató a un vecino para que haga el flete hasta la ciudad de Fernando de la Mora, donde Ramírez y su familia fueron detenidos.

Hermanos detenidos chaco
José Vera Medina es uno de los hermanos detenidos este lunes por la Policía Nacional.
José Vera Medina es uno de los hermanos detenidos este lunes por la Policía Nacional.

Aseguró que ellos fueron quienes se entregaron para colaborar con la justicia. Defendió a su hermano y dijo que no tuvo nada que ver, y que ni siquiera lo acompañó aquel día a Taguató.

En todo momento refirió que él es comprador de postes, y que así pueden dar fe muchos de menonitas y ganaderos de la zona de Loma Plata y Filadelfia. Negó ser abigeo.

Lea también: Detenidos por cuádruple crimen hablan de "negocio" con banda de abigeos

Agregó que, en un primer contacto, le dijo a Ramírez sobre su interés de comprar postes, que este le prometió, pero para otro momento porque ese día estaban por llegar sus patrones y él necesitaba sacar de ahí sus pertenencias.

“Nosotros fuimos el viernes a la estancia. Le llevé al fletero, cargamos todas las cosas. Estábamos tomando dos o tres latitas de cerveza”, refirió.

Lea más: Confirman cuatro fallecidos en estancia del Chaco

Sin más detalles, contó que en su vehículo particular llevó al capataz y a su familia hasta el casco urbano de Mariscal Estigarribia.

Alcibiades Desiderio Ayala Coronel (73), dueño de la propiedad, y su esposa Francisca Nidia Núñez Romero (71), y sus dos nietos, de 10 y 7 años de edad, fueron asesinados el pasado martes en la estancia familiar. Del lugar se robaron 100 cabezas de ganado.

Nota relacionada: Fiscalía investigará a Senacsa tras robo de ganado en el Chaco

“Es un loco, porque varias veces a mí me llamó y le dije que tengo mi trabajo”, aseguró cuando fue consultado sobre su vínculo con el principal sospecho del crimen.

Dijo que nunca antes había estado en la estancia, que no conocía a los fallecidos y que tampoco armó una fiesta para celebrar el golpe, como se estaba especulando.

“Yo soy padre de familia, no quiero estar en este lugar ahora. Tengo dos hijos”, expresó lamentando la muerte de dos niños en el horrendo asesinato.

Dejá tu comentario