Sucesos

Sospechan que brasileño tramitó cédula con documento ajeno

 

Édgar Medina

CIUDAD DEL ESTE

El fiscal Manuel Rojas Rodríguez, de la Unidad Especializada Antinarcóticos, imputó ayer por tenencia de armas con número de serie borrado, abuso de documentos de identidad y uso de documentos públicos de contenido falso al ciudadano brasileño Fabio Souza Dos Santos, de 28 años, supuesto empresario.

Se investiga la forma en que el extranjero obtuvo, en tiempo récord, su documento de identidad en territorio paraguayo.

“La sospecha es que el mismo sería portador de un documento de identidad brasileña que corresponde a otra persona”, indicó el representante del Ministerio Público.

El fiscal Rojas subrayó que con ese documento brasileño Dos Santos consiguió la cédula paraguaya en menos de tres meses.

“Con ello pudo tramitar sin problemas la admisión temporal de Migraciones”, afirmó el representante del Ministerio Público.

Souza Dos Santos fue capturado el sábado último junto a Jorge Luis Santacruz Frutos, de 29 años, y Jorge Javier Martínez Amarilla, de 30 años, en el kilómetro 16 de la ruta 7, en un procedimiento conjunto.

El fiscal y agentes de la Oficina Regional Antinarcóticos, a cargo del subcomisario Virgilio Chávez, procedieron a la captura de los ocupantes de una camioneta de la marca Hyundai, modelo Tucson, con matrícula HCV684, en busca de estupefacientes.

La comitiva solo encontró un revólver calibre 44, de la marca Taurus, con 39 cartuchos sin percutir, en el rodado.

Luego la comitiva se dirigió a una lujosa vivienda en el kilómetro 5,5 de Ciudad del Este, que fue allanada en prosecución del caso.

arma adulterada. Se trata de la residencia de Dos Santos, donde se incautaron de una pistola calibre 9 milímetros de la marca Glock, con un cargador y 10 municiones, que tenía el número de serie borrado, según informó el fiscal.

red internacional. Para los agentes policiales, el brasileño sería miembro de la red internacional dedicada al tráfico de drogas.

Los paraguayos detenidos durante el operativo fueron liberados, luego de que uno de ellos presentara su registro de arma de fuego, y recuperaron la libertad, al no existir elementos que los incriminaran en hechos delictivos, siempre de acuerdo con la versión del representante del Ministerio Público.

La expectativa de pena de la imputación por tenencia de armas con número de serie borrado es de 5 a 10 años de prisión.

informe. Por otro lado, se espera que mañana las autoridades policiales del Brasil respondan a un pedido de informe con relación a la identidad real del brasileño.

Para ello se trabaja en el marco del Comando Tripartito, que opera en la Triple Frontera, informó ayer el subcomisario Chávez.

Dejá tu comentario