Mundo

Solo el 1% de latinoamericanos accede a cuidados paliativos en salud

Solo el 1% de las cerca de 4 millones de personas que necesitan de cuidados paliativos en los países de Latinoamérica accede a ellos por las brechas en salud que afronta la región, aseguró este jueves la presidenta de la Asociación Latinoamericana de Cuidados Paliativos (ALCP), Tania Pastrana.

Durante el Primer Encuentro de Alto Nivel de "Cuidados Paliativos: Fortaleciendo el Sistema Sociosanitario", que se celebra en Lima (Perú), con la presencia de ministros y altas autoridades de salud, Tania Pastrana explicó a Efe que "en todos los países latinoamericanos existen los cuidados paliativos y han presentado grandes avances".

No obstante, "estas mejoras siguen siendo insuficientes, porque aún persisten desigualdades entre países, pero también dentro de ellos", enfatizó la también médica colombiana.

Los cuidados paliativos buscan mejorar la calidad de vida posible para los pacientes con enfermedades crónicas, incurables y progresivas e incluyen alivio del dolor, apoyo psicosocial y apoyo para las familias, se informó durante la cumbre, organizada por la Asociación Latinoamericana de Cuidados Paliativos (ALCP).

Según apuntó la especialista, una de las razones del bajo progreso de los cuidados paliativos es que los Estados latinoamericanos "están enfocados en la curación, prevención y rehabilitación, pero no siempre tienen presente que los cuidados paliativos pertenecen también al espectro de servicios de una cobertura sanitaria universal".

Así, en los países de la región, estos cuidados han venido incorporándose en los programas de salud y en las legislaciones de manera distinta y son Uruguay, Argentina, Costa Rica y Chile los que presentan un mejor índice.

En tanto, Panamá, Ecuador, Colombia, Venezuela, México, Brasil, El Salvador, Guatemala y Paraguay cuentan con índices medios.

En la parte inferior de la lista de accesibilidad a los cuidados paliativos se ubican Perú, República Dominicana, Bolivia y Honduras.

Pastrana agregó que las desigualdades internas de cada país agravan la situación de los grupos más vulnerables, que no tienen la posibilidad de tener una mejor calidad de vida durante la enfermedad.

"Los cuidados paliativos son las desigualdades más grandes que hay en salud", aseguró antes de señalar que "existe un término llamado 'la trampa de la pobreza médica', que es un círculo diabólico que relaciona pobreza y enfermedad".

"Los grupos más pobres son los que tienen más dificultades para acceder a la salud y, por ende, enferman más. Eso lleva al abandono del trabajo y que sus familias gasten en la enfermedad. Ellos tienen sufrimiento y no acceden al cuidado", detalló.

De acuerdo con las cifras presentadas hoy en la cumbre por la International Association for Hospice and Paliative Care (IAHPC), el acceso a los cuidados paliativos y el control del dolor es altamente inequitativo en el mundo, siendo los países de ingresos altos (con el 15% de la población mundial) los que consumen el 94% de la morfina disponible.

En ese sentido, Pastrana llamó a los Gobiernos de Latinoamérica a que reorganicen sus presupuestos por el bien de los ciudadanos ya que, según consideró, "no es demasiado costoso y ahorra costos que irían a otras actividades".

Entre las enfermedades que requieren de cuidados paliativos en Latinoamérica se encuentran el cáncer, el VIH, las lesiones, la demencia, las enfermedades del hígado, la insuficiencia renal y las enfermedades pulmonares, entre otras.

Fuente: EFE

Dejá tu comentario