Política

Soldado denuncia tortura en una unidad militar del Chaco

El joven Isidro Pereira (23), quien presta servicio militar, denunció que fue agredido brutalmente por el teniente Denis Flores. El hecho ocurrió en la VI División de Infantería con asiento en Mariscal Estigarribia, Chaco.

La acusación fue registrada ante el fiscal de Justicia Militar, mayor Andrés Garay, y el juez mayor Alfredo Fariña. También pasa a manos de la Fiscalía de Derechos Humanos.

De acuerdo al relato del soldado, este pidió permiso para encontrarse con una joven el pasado 8 de mayo. El oficial le pidió 100.000 guaraníes a cambio de la autorización. La suma fue bajando hasta 50.000 guaraníes. En todo momento, el conscripto le manifestó que no tenía dinero, pero igual consiguió unas horas libre.

Al día siguiente, el teniente Flores le volvió a requerir el pago. El soldado le reiteró que no disponía del dinero.

Allí, el oficial reaccionó con ira y agarró un palo con el que comenzó a golpear intensamente en la espalda y las piernas del joven.

Con golpes de puño, le agredió en la cabeza y finalmente le arrancó partes de su diente. El soldado oriundo del Departamento de Caaguazú se escapó y llegó hasta la sede de la Justicia Militar. Estuvo respaldado por su abogado Miguel Helman, quien dijo que tiene varios testigos, entre ellos sus camaradas. Hasta el momento no había podido comunicar a su familia sobre el hecho.

ARRESTADO. El teniente Flores guarda prisión en Viñas Cué, según indicaron en la Justicia Militar. El próximo jueves estaría siendo convocado para declarar ante las acusaciones vertidas por el soldado. En principio, se abstuvo de brindar opinión sobre lo sucedido.

El abogado Helman señaló que le llama la atención que las autoridades de la unidad militar intentaron ocultar la tortura perpetrada, debido a que el hecho ocurrió hace más de 11 días.

El mayor Fariña señaló que el juzgado esperará que se realicen algunas diligencias para investigar la denuncia, que fue caratulada como "lesión, abuso de autoridad y contra la disciplina".

REPUDIO. La oenegé Servicio de Paz y Justicia (Serpaj) condenó el nuevo hecho de tortura que fue denunciado por el soldado y pidió a las autoridades de los derechos humanos castigar al oficial que fue denunciado como el principal agresor.

Dejá tu comentario