País

Sobrevivió a una lucha con el felino

En su tiempo la prensa lo bautizó el Tarzán de Bahía Negra. Había motivos. Marcos Chaparro fue noticia nacional hace 30 años, por sobrevivir al ataque del yaguareté, no huyendo sino luchando con él. De aquel encuentro, le quedó un dedo más corto, un ojo desviado y rasguños en la piel.

Cuenta que una tarde había ido con sus perros al monte y ellos empezaron a ladrar. Creyendo que habían encontrado un carpincho, realizó un disparo con su escopeta. Un instante después, el yaguareté salió de entre los matorrales y lo atacó.

Marcos lo agarró de sus patas, mientras el animal intentaba atacarlo en la cabeza con sus fauces. La lucha duró unos 15 minutos. Finalmente, Chaparro tomó un cuchillo de su cintura y se lo clavó en la garganta, matándolo.

Dejá tu comentario