País

Sobran los abogados en Paraguay y por necesidad van a los call center

En Paraguay hay sobrepoblación de abogados, en comparación a varios países de la región y Europa. Incluso, duplica la cantidad de Costa Rica que es segundo en cuanto a letrados matriculados: 389 profesionales del Derecho por cada 100.000 (ver infografía). Aquí en el país hay 722 matriculados.

La mayoría de los jóvenes eligen seguir abogacía ya por estatus o por tener estabilidad laboral en el área sin dimensionar que el autoempleo es la norma en esta profesión. "Mayormente quienes egresen de la carrera tienen que buscarse un empleo autogestionado", afirma Rubén Galeano, presidente del Colegio de Abogados del Paraguay (CAP).

Pero no todos alcanzan a solventar sus gastos con lo que ganan de forma independiente. "Llegan a la feria de empleo 30 a 40 abogados por mes, sin empleos y buscan una opción (...). El ciudadano de derecho tiene adelantos (de dinero), pero los juicios tardan y al no tener el monto importante, buscan alternativas porque el campo está muy duro", revela Enrique López Arce, titular de la Dirección de Empleo del Ministerio de Trabajo.

De una encuesta a 112 empresas (50 estudios jurídicos y 62 grandes firmas) –señala– pudieron concluir que de cuatro estudiantes de Derecho solo uno podrá trabajar en el área, en relación de dependencia. "El resto no podrá trabajar a nivel de dependencia en el sector privado o bien cumplirá funciones totalmente diferentes a su profesión", señala el informe que presentó bajo el título Oferta y demanda de empleo para el profesional en Derecho en Paraguay y que está basado en 75 ferias de empleo del Ministerio en los últimos dos años.

Como el abogado carece de materias en el área administrativa, ven en qué rubros pueden trabajar mientras esperan cobrar sus honorarios. "El sector call center es el que está contratando por la facilidad de palabra, la dicción, la oratoria", refiere y señala que cuando llega a la feria un alumno de Derecho, "al sector donde le tratamos de colocar es el de call center y el perfil de esa opción es para un joven".

élite. La carrera, al parecer, no es para todos. Desde el Colegio de Abogados del Paraguay (CAP) sugieren a quienes pretendan seguir la carrera que, si buscan vivir de la profesión, se aseguren antes de contar con un antecedente o respaldo familiar para establecer un estudio jurídico o bien tendrán que, a la vez, incursionar en otros rubros para sobrevivir.

Galeano argumenta que el mercado local es muy reducido y cada vez hay más abogados.

Los grandes generadores de empleo son el Ministerio Público y el Poder Judicial, ni siquiera es el sector privado. "En el país tenemos muy pocos grandes estudios jurídicos que contratan masivamente a abogados (...). El mayor empleador es el Estado, pero la oferta de abogados excede por mucho la demanda que puedan tener las instituciones públicas", apunta y deja rebotando la necesidad de contar con una ley de colegiación obligatoria que ordene la profesión. Ocurre que, entre otras cosas, no pocos funcionarios públicos ejercen la profesión de forma privada e incurren en competencia desleal, contraviniendo el Código de Organización Judicial.

Embed



Muchos colegas jóvenes se ven subempleados en la propia profesión justamente por esta saturación. Rubén Galeano, del Colegio de Abogados.

Cuando nos viene el estudiante de Derecho le intentamos colocar en el sector de los call center. Enrique López Arce, dirección de Empleo.




Dejá tu comentario