País

Situación de precariedad en Salud aumenta y el presupuesto no alcanza

La gestión y la falta de desembolso de recursos para la salud, así como la interrupción o estancamiento de programas, son factores que impiden que la población tenga un acceso garantizado a los servicios.

La situación actual de desabastecimiento y precariedad en los servicios de salud apunta a un  problema de gestión y disponibilidad del presupuesto asignado a la cartera sanitaria. El fortalecimiento de los servicios y la garantía del acceso a la atención forman parte de un proceso largo que debe ser sostenido, aseguran profesionales que ya pasaron por la administración de salud.

"Esto es un problema de gestión, de presupuesto, un problema de fijarse metas, porque es lo que uno busca en un periodo de gestión, es lo que uno desea y la salud es un proceso de fortalecimiento progresivo", afirmó el doctor Antonio Arbo, ex ministro de Salud. Recordó que se dio la interrupción de programas por los que se trabajó arduamente con un grupo importante de técnicos, como el de utilización de recursos del Fonacide. "Si eso se hubiera seguido ya habría resultados como el Hospital de Barrio Obrero, que ya estaría en proceso", ejemplificó.

Aseguró que las necesidades seguirán siendo insatisfechas y que depende de la conciencia colectiva para que se dé lugar a la salud y que el debate en este sentido es importante. "Debemos dirigir la visión a una cobertura universal de salud, es un derecho básico y no es posible que el acceso esté garantizado por los gastos de bolsillo. Manifestó que se debe abogar por una mejor inversión en salud, que actualmente es de 160 dólares per cápita, mientras que en la región supera los USD 1.000 per cápita.

La doctora Esperanza Martínez, actual senadora y ex ministra de Salud, afirmó que existen dos problemáticas por resolver en cuanto al manejo en la administración de salud. "A mi criterio, hay dos problemas específicos que agudizan la situación actual y que no son recientes, son históricos. Por un lado, la transferencia del propio Ministerio de Hacienda y el plan financiero que establece y que no permite ejecutar; y el otro es la centralización de todas las compras en una sola unidad. Es un proceso de adaptación, es un problema operativo que, me parece, está contribuyendo a esta dificultad en la gestión", manifestó.

Para la doctora María Margarita Bazzano, la situación actual apunta al estancamiento del plan inicial de la estrategia Atención Primaria de Salud (APS), que es el primer nivel de contacto con la población en cuanto a atención sanitaria, y que se debe realizar una revisión del presupuesto para conocer las asignaciones y si habrá o no recortes.

"Atención Primaria es el primer contacto con la población, es el primer nivel de contacto y, si allí hay buena respuesta, disminuye la demanda en los hospitales, no es un logro que se resuelve de un día para otro. A nivel nacional es importante mirar esa respuesta, que hasta ahora no es adecuada y completa", afirmó Bazzano.

Dejá tu comentario