Nacionales

Sistema para priorizar la producción nacional genera molestia en importadores

Un grupo de importadores y comerciantes del Mercado de Abasto, Asunción, reclaman la falta de la acreditación fitosanitaria para la importación de cebolla y papas al país. En tanto, desde la Senave señalan que es una medida para resguardar la producción nacional.

Autoridades del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (Senave) informaron que se encuentran regulando la emisión de la acreditación fitosanitaria para productos vegetales de importación (Afidi).

Este hecho genera una gran molestia en los importadores y comerciantes de cebolla y papa, que este jueves realizaron una manifestación en el Mercado de Abasto, Asunción. Los manifestantes advierten que podrían quedar desabastecidos por la falta de permisos.

“Hemos comunicado a los importadores y comerciantes que estaríamos regulando las cantidades a ser importadas, teniendo en cuenta que en setiembre se viene el periodo de cosecha de la producción nacional”, explicó el titular del Senave, Rodrigo González.

González comentó que, con base en experiencias pasadas, en el mercado se tiende a tener una gran cantidad de producto importado, sumado a los productos de origen nacional, lo que produce una sobrecarga en el mercado y que finalmente desemboca en una baja estrepitosa de los precios, siendo el agricultor nacional el más perjudicado.

“No queremos que haya una gran importación y por una sobreoferta baje significativamente nuestro precio y les afecte a los productores”, indicó.

De acuerdo con los datos, la Dirección de Comercialización del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) estima que el consumo local de papa y cebolla oscila los 3 millones de kilos mensuales cada uno.

Nota relacionada: Senave anuncia controles en supermercados y verdulerías

En el caso de la producción nacional de papa, se espera la cobertura del 100% del consumo interno en los meses de octubre y noviembre, y el 47% en diciembre. En cuanto a la cebolla, en setiembre se inicia la etapa de abastecimiento con un 28%, para dar paso al periodo de altos picos de producción previsto para los meses de octubre y noviembre, con el 150% y 94% respectivamente.

El titular del Senave aclaró que la prioridad del Gobierno es apoyar a los productores nacionales, buscando siempre un equilibro, de manera a evitar la suba considerable de precio para los consumidores y que suceda lo mismo que ocurrió con el tomate.

Apuntó a que existe una “guerra entre importadores” que se encuentran divididos, por un lado los que apoyan la producción nacional y por el otro los que optan por traer productos importados.

También puede leer: Detave incauta 4.400 kilos de cebollas y papas de origen argentino

En ese sentido, los importadores denunciaron que ellos deben comprar una cierta cantidad de tomate para poder obtener un Afidi que los habilite a traer papa, locote y cebolla.

Por su parte, el titular del Senave explicó que se encuentran priorizando a los comerciantes que compran productos nacionales. Mencionó que esta regulación solo se dará durante los meses en que exista cosecha paraguaya, posteriormente, continuarán con el sistema de importación.

Dejá tu comentario