Economía

Siguen resentidas las ventas en varios sectores, según BCP

 

La actividad comercial relacionada con la venta de combustibles, vehículos y artículos para la construcción es la que todavía reporta los mayores niveles de retroceso a mayo de 2019, según los últimos registros del Banco Central del Paraguay (BCP). El Estimador de Cifras de Negocios (ECN) revela que estos sectores continúan con una retracción de 21,9%, 19,3% y 12,2%, respectivamente, al cierre del quinto mes del corriente año.

Las ventas en supermercados, de prendas de vestir y artículos para el hogar, por su parte, exhibieron menores niveles de caída, mientras que los productos farmacéuticos y de telefonía móvil se encuentran en la senda positiva (ver infografía).

En el resultado global, el ECN disminuyó en 4,6% respecto a mayo de 2018 y reportó el tercer mes consecutivo de movimientos a la baja, pero en un nivel menos pronunciado que el -6,8% y el -7,7% registrados en abril y marzo pasados.

VARIOS FACTORES. El presidente de la Unión Industrial del Paraguay (UIP), Gustavo Volpe, recordó que un conjunto de factores generaron la caída de la actividad económica en el primer semestre del año. Entre ellos, mencionó a los USD 1.200 millones a USD 1.500 millones menos que ingresan por las exportaciones agropecuarias, monto que consideró importante para una economía pequeña como la nuestra. Estos resultados negativos constituyen un efecto de la merma en la producción, generada por las condiciones climáticas adversas y el deterioro de los precios internacionales.

“Esta situación se siente mucho más en el comercio interno, porque tuvimos cinco meses de lluvia y sabemos que en Paraguay, cuando llueve, la gente no sale: Aquella persona que sale a vender chipa o hamburguesa, que sale a ganarse su sustento, muchas veces no lo pudo hacer; las obras públicas tampoco pudieron avanzar por la lluvia, el sector ganadero tenía inundaciones en el Chaco, eso es lo que empezó a ralentizar un poco nuestra economía”, recalcó.

REDUCCIÓN DE TURISTAS. La enorme reducción de turistas argentinos que venían a efectuar sus compras también contribuyó a que el comercio se deprimiera en los últimos meses. No obstante, el titular de la UIP expresó su confianza respecto a la recuperación que se podrá tener en la segunda mitad del 2019, como consecuencia de las acciones que está ejecutando el Gobierno, el mejoramiento del clima y las perspectivas de que Brasil y Argentina comiencen a estabilizar sus economías.

“Parece que se alinearon todos los astros para que nos vaya mal en el primer semestre, como así también estamos convencidos de que ahora se van a alinear para que nos vaya muy bien en el segundo semestre. Si nos estabilizamos con respecto a la creciente y a las lluvias, el comercio se va a volver a activar, eso es muy dinámico”, exclamó.

Destacó la realización de la Expo 2019 como una de las señales positivas que está lanzando el mercado en cuanto a sus expectativas para el dinamismo económico, ya que los registros demuestran un incremento de visitantes respecto a la edición 2018.

Dejá tu comentario