País

“Si seguimos en aumento en CDE le vamos a hacer colapsar a la capital”

 

jvargas@uhora.com.py
Los traslados de pacientes graves de Covid desde Ciudad del Este (CDE), y otras ciudades del Alto Paraná, hacia el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente (Ineram) o al Hospital Nacional de Itauguá acabaron mayormente en tragedia.

El Dr. Carlos Pallarolas, médico neumólogo que hace 15 años trabaja en la X Región Sanitaria, da cuenta de que si bien esta semana que pasó disminuyeron bastante las consultas y hospitalizaciones -en relación a los primeros quince días de agosto- no faltará mucho para que todo el sistema sanitario colapse en caso de que los contagios sigan en aumento.

–¿Qué nivel de ocupación tienen?

–Y nuestras camas de UTI son las que principalmente están todas ocupadas y las camas de sala están en alrededor de 70% ocupadas. Pero estos números van variando porque las camas de sala tienen mayor recambio y va más gente de alta. Las de UTI son como siempre de mayor ocupación y el recambio es más lento porque los pacientes tienen una estancia más prolongada. Ahora estamos con 40 camas UTI y están todas ocupadas en el hospital integrado. El Hospital Regional, aparte de eso tiene ocho camas que son UTI polivalente.

–¿Cuántos pacientes reciben a diario? ¿En cuánto creció?

–Yo no hago urgencias, pero nuestras consultas son altísimas también. Estamos rondando 100 a 150 consultas por día, si no es más, en el hospital integrado de Ciudad del Este.

–¿Cómo afectó retroceder de fase?

–Hemos mejorado levemente el estado terrible que teníamos hace dos semanas. Esta semana tuvimos varios decesos de vuelta, pero el retroceso de la fase surtió efecto. En la semana habrá habido una reducción de 20% a 30% en las consultas. Pero aún hay muchos casos, en su mayoría leves. Pero siguen habiendo casos respiratorios y muchos.

–¿En qué estado llegan al hospital?

–En esta semana fueron menos casos graves. Pero en la semana pasada tuvimos casos muy graves que llegaron a la terapia. No sé si algo hizo que la población se haya tranquilizado un poco más. Lo que pasa es que las semanas anteriores fueron los picos de las manifestaciones y vinieron cuadros muy graves. Por ello la importancia de evitar los eventos sociales y compañía; eso hace que los rebrotes disminuyan.

–¿Y últimamente son jóvenes los que se van internando?

–Lastimosamente, sí. Y la vez anterior de cuatro fallecidos, dos eran de acá (Alto Paraná), uno de 40 y otro de 31 años. Justamente eso nos dolió aún más, que sean personas jóvenes las que fallezcan.

–¿Pero padecían una comorbilidad?

–No, y lo peor es eso que no tenían enfermedades de base. Y eso habla mucho del descuido de la gente. La población se descuidó totalmente. Piensan ‘a mí no me va a pasar’ o no le importa porque ‘esto es una simple gripe’. Y al descuidarse es donde los cuadros se agravan. Porque si no se toma en serio al Covid los cuadros se agravan. Pasa lo mismo con la bronquitis: si vos no te cuidás, no te medicás, no te guardás, eso empeora y va a una neumonía bilateral.

–¿Los jóvenes que fallecieron llegaron tarde al hospital?

–Así mismo es y esas cosas ocurren cuando la gente no toma los cuidados necesarios. Por ello la importancia de que la gente tome conciencia y de que respete los cuidados sanitarios y la situación. No es solamente que tengan miedo porque la gente dice que nosotros queremos infundir el miedo; lo que hay que hacer es tomar conciencia. Si la gente comprende que tenemos que cuidarnos, acudir al hospital cuando hay síntomas delicados, ahí vamos a poder tomar determinaciones tempranas.

–¿Las UTI están todas ocupadas?

–Algunas veces sale un paciente de alta, puede que se adelante el alta y se desocupa la cama. El sistema sanitario está totalmente ocupado, pero no llega al nivel de colapso porque hay camas de reanimación, donde se puede dar el soporte hasta tanto se pueda dar el traslado.

–¿Cuán lejos se está del colapso?

–Y estamos ahí nomás, a unos pasos nada más porque nosotros si seguimos en aumento en Ciudad del Este, le vamos hacer colapsar a la capital. Hemos enviado muchos pacientes tanto al Hospital de Itauguá como al Ineram.

–¿Por qué se dieron los traslados?

–Porque estaba todo lleno acá y ya no teníamos lugar, en ese momento. Por eso se habilitaron más camas. Pero siempre hablamos de que no se trata de habilitar más y más camas porque los sistemas colapsan rápidamente. Y por eso insistimos en que los cuidados son los más importantes. Y la gente parece que se relaja cuando ve que se amplían los hospitales: ‘Ah, no importa, vamos a seguir jodiendo porque van a habilitar más camas’.

–Y esto no se gana en hospitales...

–Y claro. Ni los mejores sistemas del mundo pudieron aguantar el embate del coronavirus, si es que no se cuida la gente. Vemos los rebrotes que están ocurriendo en España, están pidiendo socorro y el sistema sanitario español es uno de los mejores del mundo. Entonces, no es el sistema sanitario paraguayo el problema, que tiene déficit de años, no de ahora. Hoy en día el sistema de Salud del Paraguay va a quedar con mucha capacidad instalada, después de la pandemia. Va a quedar mucha capacidad instalada: laboratorios, respiradores funcionando, muchas cosas van a quedar.

–¿Hace cuánto tiempo está pasando esto de los traslados?

–Hace dos o tres semanas a varios pacientes se trasladaron hacia Itauguá y el Ineram. Después se dieron menos traslados. Eran pacientes en estado delicado y varios de ellos fallecieron. Son más de 300 kilómetros de traslado y eso tiene su inconveniente.

–¿Bajaron las hospitalizaciones?

–Calmó un poco más, pero siempre tenemos casos delicados. Esta mañana (el jueves) he visto dos pacientes candidatos a UTI.

–¿Y se está dando esta situación de quién debe recibir el cuidado intensivo y quién no?

–Tuvimos en estos días, en una de las guardias, había una persona mayor y otra joven y se tuvo que optar por la persona más joven porque el mayor tenía como 85 años y el otro 25. Es lo más triste y lo más desagradable en la vida de un médico tener que decidir a quién darle una cama de terapia. Los adultos mayores no resisten a la intubación. La chance de una persona de 85 años es menor a la de un joven de 25. También el proceso de recuperación es más complicado para una persona mayor.

–¿A qué obedece que jóvenes, sin enfermedades de base, mueran?

–Ocurre que uno nunca sabe cómo se va a comportar el Covid y esto lo decían colegas de otros países, cuando al comienzo eran todos adultos mayores y después comenzaron a aparecer personas jóvenes y en delicado estado. No es prerrogativa nuestra, ocurrió en otros países, incluso acá en Foz de Yguazú. Uno no sabe cómo se va a comportar este virus en cada persona; por ello la importancia de la prevención.

–¿Tiene incidencia la carga viral?

–Sí. Si una persona toma los cuidados necesarios y se cuida, usa tapabocas, a lo mejor el virus tiene una carga viral menor y eso hace que la persona tenga síntomas menores o más leves. Y viceversa, si es que tiene una carga viral alta.

–¿Y cómo está el ánimo por ahí?

–Y hasta ahora estamos bien. Estamos fuertes y esperemos que este embate pase para que no haga mella en el espíritu. Pero, tenemos colegas en terapia intensiva, lo cual siempre bajonea el espíritu. Esperemos que esto pase y nuestros colegas salgan para seguir fuertes hacia adelante.

–¿Qué tan armados están en términos de equipos de seguridad?

–Nosotros tenemos equipos, pero ojalá no nos llegue a faltar, porque puede llegar a faltar. Tenemos porque nos donaron mucho. Proveyó el Ministerio, pero cuando empiezan a aparecer muchos casos y se multiplican también comienzan a faltar. Y pasó en otros lugares del mundo. Los alemanes que son megaprecavidos, se desnudaron los colegas porque estaban sin equipos de protección personales porque lo que previeron no fue suficiente.


entrevista al dr. carlos pallarolas, de la x región sanitaria

saturado. La ocupación de camas de Unidades de Terapia Intensiva (UTI) en el Este está al 100%.

retroceso. Cuarentena casi total en Alto Paraná hizo que mermaran las consultas e internaciones.

Siempre hablamos de que no se trata de habilitar más y más camas, porque los sistemas colapsan rápidamente. Y por eso insistimos en que los cuidados son los más importantes. Y la gente parece que se relaja cuando ve que se amplían los hospitales.

Dejá tu comentario