Política

“Si alguien aceptó a Messer tiene que responder”, afirman

Presidente de Casa de Colsa admitió que rechazó a Messer como cliente debido a que encontró información suficiente en internet para concluir que no se trataba de un actor confiable con el cual hacer negocios.

Al ser consultado sobre la posible utilización de los bonos soberanos para la comisión de hechos de lavado de dinero por parte de Darío Messer, el presidente de la Casa de Bolsa Valores, Christian Borja, admitió que recibió la solicitud de las empresas vinculadas al amigo del ex presidente Horacio Cartes para adquirir estos títulos.

Borja aseguró que rechazó a Messer como cliente debido a que encontraron en internet información sospechosa sobre sus empresas, tras lo cual procedieron al reporte correspondiente a la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad). Consideró que esta cartera de Estado debe invertir más en sistemas y plataformas para mejorar los controles y estar en sintonía con los diversos actores del sistema financiero.

Sostuvo que no porque el dinero provenga del sistema bancario no pueda ser revisado en cuanto a sus fuentes de origen. “Escuchaba que decían que como el dinero ya estaba bancarizado, ya no tenían que avisar a las casas de bolsa, y eso es mentira; cada sujeto está obligado de manera independiente, y pese a que el dinero venga de los bancos, yo tengo que volver a revisarlo nuevamente y estar seguro del tipo de cliente que acepto”, recalcó.

Consideró como inadmisible a la aceptación de clientes dentro del mercado bursátil cuyo origen de recursos ofertados no puedan justificarse legalmente.

“No aceptamos a Messer en su momento y lo reportamos; si alguien lo aceptó, tiene que responder por qué lo aceptó y cuáles fueron sus filtros porque la información estaba disponible en internet”, aseveró

Alejandro Werner, director del departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), en su visita al país instó a seguir fortaleciendo los mecanismos de prevención de lavado de dinero, a fin de impedir que entren al sistema financiero fondos de dudosa proveniencia y una vez ingresados, identificarlos.

“Lo importante es que el sistema financiero local no sea utilizado para el proceso de lavado. En caso de que ese dinero ya esté dentro del sistema, si compra el activo A o el activo B no es el tema importante, lo importante es que estos recursos no entren al sistema, que el sistema tenga todas las defensas para impedir que entren y, si entran para identificarlos”, expresó.

Dejá tu comentario