Economía

Servicios digitales tributarán 15% de su renta, tras reforma

 

Los servicios digitales prestados desde el exterior, como Netflix y Spotify, entre otros, comenzarán a tributar al Fisco mediante el impuesto a la renta de los no residentes (IRNR), de acuerdo con el proyecto de reforma tributaria aprobado por ambas cámaras del Congreso.

El documento fija que esta nueva obligación gravará todas las rentas obtenidas por las personas o compañías que fijan domicilio en el exterior, afectando, además de los servicios digitales de entretenimiento o azar, a los intereses por préstamos de entidades en el extranjero, a las operaciones de seguro y reaseguro, las consultorías internacionales que contrata el Estado e incluso las actividades de transporte de pasajeros o bienes.

impuesto.jpg

Si bien en principio se había planteado igualar la tasa al 10% como el impuesto a la renta empresarial (IRE), finalmente el Ejecutivo estableció un arancel del 15%, lo que no fue objetado por el Parlamento.

Pago. El proyecto de reforma estipula que la liquidación del IRNR se hará mediante los agentes de retención, quienes responderán solidariamente por el pago.

Las empresas procesadoras de tarjetas (débito o crédito) deberán construirse en agentes de retención en caso de servicios digitales. En este caso, según explicaron desde Hacienda, al momento del pago mensual o anual de los servicios Netflix o Spotify, las compañías ya deberán retener del monto abonado el 15% para luego declarar ante el Fisco. Además, pueden ser también agentes los escribanos, representantes de empresas o apoderados, dependiendo del tipo de renta.

Estas retenciones se constituirán en un pago único y definitivo. No se admiten deducciones.

La Ley de Cine, promulgada el año pasado, ya estableció las retenciones a ser aplicadas a los servicios audiovisuales prestados desde el exterior, de las cuales, el 50% debía ir al Tesoro Público. Sin embargo, el Fisco hasta ahora no aplicó este procedimiento.

CAMBIO. El proyecto de reforma fiscal fue aprobado la semana pasada por Diputados con una sobrada mayoría producto del pacto entre los bloques oficialistas, cartistas y llanistas.

Los legisladores de la Cámara Baja introdujeron un solo cambio en el impuesto selectivo al consumo (ISC), bajando las tasas para el tabaco, gaseosas y bebidas alcohólicas. El documento volvió ahora al Senado, pero esta instancia podrá analizar solamente las modificaciones en el ISC, por lo que los demás puntos ya quedaron automáticamente sancionados.

Dejá tu comentario