Política

Señalan que seguridad es responsabilidad de la Policía

 

El senador Hugo Richer, del Frente Guasu (FG), se refirió ayer a la intención del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, de presentar un proyecto de enmienda constitucional para que las Fuerzas Armadas intervengan en la seguridad interna ante la crisis que vive el país.

Richer señaló que la doctrina que se manifiesta en la Constitución es que la seguridad interna es competencia de la Policía Nacional. “Lo que pretende Mario Abdo es incorporar también a las Fuerzas Armadas en una situación que le corresponde a la Policía Nacional”, cuestionó.

Agregó que la crisis de seguridad es parte de un modelo de seguridad que se agotó hace tiempo. “Es una crisis que se nota en varios sectores, y principalmente en la más activa participación del crimen organizado, un sector poderoso de la delincuencia con gran respaldo económico”, acusó el legislador del FG.

Añadió que al crimen organizado hay que cortarle su circuito en el sistema financiero, el lavado de dólares, y en el financiamiento en campañas políticas a ciertos grupos o candidaturas políticas. “No sabemos todavía dónde quiere el Gobierno que los militares actúen; hay ambigüedad. La lucha pasa por un gran servicio de inteligencia, pasa por mucha tecnología, por una reforma de la Policía Nacional, también por otras situaciones como una coordinación regional para enfrentar el crimen transnacional”, afirmó Hugo Richer.

El senador del FG también apuntó que la estrategia que plantea Mario Abdo “es casi inútil”, siendo solamente una tendencia militarista que no arrojará resultados importantes. “El presidente debe incorporar políticas de Estado y convocar a varios sectores para tomar las medidas ante la crisis de seguridad”, indicó.

Manifestó que la medida es absolutamente irresponsable porque se está hablando de otorgar un papel que no le compete a los militares, en el marco de una situación de recesión económica importante, que tiene repercusiones en varios sectores sociales del país, con el Gobierno que sigue ausente.

Dejá tu comentario