Nacionales

Senador denuncia a intendente de Humaitá por muerte de bebé

El senador Víctor Ríos denunció ante la Fiscalía al intendente de Humaitá, Víctor Bordoli, por homicidio por omisión de una bebé de 18 días de nacida. La paciente no fue trasladada a tiempo al Hospital de Pilar porque supuestamente el jefe comunal le negó la ambulancia.

Al mediodía de este lunes, el senador Víctor Ríos se presentó ante la Fiscalía Regional de Pilar y radicó una denuncia penal contra el intendente de Humaitá (Departamento de Ñeembucú), Víctor Bordoli.

El parlamentario considera que el político colorado cometió una omisión para salvar la vida de una recién nacida y, por tanto, lo que ocurrió fue un homicidio.

Una madre llevó a su bebé de 18 días de vida al Centro de Salud de la ciudad por problemas respiratorios, pero por la complejidad de su caso debía ser trasladada a un hospital mejor equipado.

Lea más: Denuncian que intendente se apropió de ambulancia

Como debía estar conectada a un tubo de oxígeno durante el viaje, los médicos solicitaron al intendente, de afiliación colorada, la ambulancia que había sido donada por Itaipú, ya que él administraba su uso, pero solo envió una camioneta.

Ante la insistencia del Centro de Salud, finalmente Bordoli aprobó la utilización de la ambulancia, pero pasaron varias horas y la pequeña paciente murió durante el viaje, causando indignación a los pobladores la tardía reacción de su representante distrital.

Ríos se hizo eco de la situación y pide al Ministerio Público que cuando se analice la imputación se tenga en cuenta que el jefe comunal tenía la “posibilidad fáctica” de evitar la muerte de la niña si ponía a disposición la ambulancia que requería para su traslado.

“Es evidente que al apoderarse de la ambulancia, conociendo que el Centro de Salud de su distrito no cuenta con un nivel de complejidad mínimo, conociendo el estado de los caminos y de las necesidades de los vecinos, siendo además la derivación de pacientes un hecho habitual de su pueblo y no un caso extraordinario, el intendente municipal asumió voluntariamente también las responsabilidades que se podrían derivar de esa decisión, poniéndose él mismo en situación de garante del bien jurídico de la vida de quienes pudieran necesitar esa ambulancia”, expresa una parte de la denuncia.

Desde el 27 de junio pasado, cada vez que los pacientes deben ser derivados a otros centros de atención, el Centro de Salud de Humaitá debe solicitar la ambulancia al intendente. Ese mismo mes se denunció el hecho ante la Dirección de la Región Sanitaria correspondiente, pero no recibieron respuesta.

Dejá tu comentario