Política

Senado ve mal desempeño de jueza que liberó a Ulises

 

El presidente del Congreso, senador Blas Llano, dio lectura ayer a un dictamen de la Asesoría Jurídica del Senado, con relación al caso del diputado Ulises Quintana y la polémica que se desató tras el fallo de una jueza que le devolvió su libertad, pese a estar imputado en una causa que está caratulada dentro del tráfico de drogas, tráfico de influencias y otros ilícitos graves. Se advierte el mal desempeño de funciones de la jueza, según Llano.

El titular del Congreso llamó a conferencia de prensa y leyó los nueve puntos del dictamen.

Señaló que llama la atención que primero la “jueza Magdalena Narváez prestaba servicios jurisdiccionales en la ciudad de Capiatá y fue trasladada a Asunción recientemente”.

Prosiguió diciendo que “si bien la magistrada menciona que los presupuestos legales establecidos en el art. 242 del Código Procesal Penal objetivamente no se cumplieron, por lo tanto, la libertad del diputado Quintana deviene factible”, lo mismo no tuvo en cuenta otros parámetros que impedían que otorgue la libertad al diputado imputado.

“La consideración realizada por la jueza jurídicamente procede en notorios cuestionamientos principalmente en el art. 245 del CPP, que no permite otorgar la libertad ni medidas alternativas a personas procesadas por crímenes o con expectativa de pena privativa superior a cinco años”, señaló.

Cabe remarcar que esta parte del dictamen hace referencia a las expectativas de penas tipificadas para el caso por el que se investiga al diputado de Añetete, que es el tráfico de drogas y cuya expectativa de pena es de 5 a 15 años. Las mismas penas se establecen para el lavado de dinero y la asociación criminal.

Resaltó que no ocurrieron nuevos hechos, por lo que no corresponde la revocatoria de prisión concedida por la magistrada.

“En consecuencia, la petición de libertad planteada por el diputado Ulises Quintana no debió ni siquiera ser analizada judicialmente“, prosigue parte del dictamen jurídico.

Dijo además que no debió admitir garantías sobre bienes embargados, porque dichos bienes no están tasados ni poseen certificados de dominio. Otra irregularidad perpetrada por la jueza se relaciona con que “otorgó la libertad a Ulises Quintana concediéndole 15 días para que ponga en condiciones las documentaciones de las garantías inmobiliarias otorgadas”.

“En síntesis, la decisión de la magistrada jurídicamente es cuestionable y surgen hechos de notorio mal desempeño”, concluyó el senador Llano.

Dejá tu comentario