Economía

Senado sanciona ley de reforma tributaria

 

En su sesión ordinaria de la víspera, la Cámara de Senadores sancionó la ley de reforma tributaria. El documento pasa ahora al Ejecutivo para su promulgación.

El Senado aprobó ayer la versión Diputados del proyecto. La Cámara Baja había introducido modificaciones solamente en el régimen del impuesto selectivo al consumo (ISC), reduciendo las tasas máximas para el tabaco, las gaseosas y las bebidas alcohólicas en un 10%.

La legisladora Desirée Masi (PDP) solicitó la ratificación del Senado, pero no hubo los 23 votos necesarios, por lo que quedó sancionado el texto de Diputados. Luego del voto a mano alzada se pidió la reconsideración para el voto electrónico, pero tampoco hubo suficiente mayoría.

CAMBIOS. Con esta sanción, quedaron aprobadas por el Congreso la creación del impuesto a los dividendos y utilidades (IDU), con tasas del 8 y 15%; la unificación del Iracis con el Iragro en el impuesto a la renta empresarial (IRE), con una tasa del 10%; y la separación de rentas para liquidar el impuesto a la renta personal (IRP), con tasas progresivas del 8 al 10%.

Además, quedaron aprobadas la creación del impuesto a la renta para no residentes (IRNR) con un arancel del 15%; la eliminación de las devoluciones del impuesto al valor agregado (IVA) a las agroexportadoras; y la creación de un régimen simplificado (Resimple) para pequeños contribuyentes, con montos fijos mensuales. Con respecto al ISC, quedaron aprobados leves reajustes en las tasas máximas para el tabaco y las bebidas, aunque el Gobierno prometió no ajustarlas inmediatamente.

El Ejecutivo se había mostrado satisfecho por el tratamiento en primera vuelta de la reforma tributaria, ya que los cambios introducidos en el ISC con respecto a la propuesta original tuvieron la venia de Hacienda.

Con esta ley, el Fisco pretende aumentar la recaudación tributaria en un 0,7% del PIB, lo que equivale actualmente a USD 300 millones.

De acuerdo con las autoridades de la cartera, la reforma tributaria apunta a una mayor equidad a través de modificaciones en los impuestos directos y limitaciones en las deducciones. Además, se pretende disminuir la informalidad mediante la simplificación del sistema.

Dejá tu comentario