Nacionales

Semana Santa dejó varias personas con intoxicación estomacal

La excesiva ingesta de alimentos dulces y salados durante la Semana Santa dejó varias personas con intoxicación estomacal y gastrointestinal. Muchos casos se dan por falta de higiene o por mala alimentación.

Durante la Semana Santa, desde el miércoles hasta el domingo, el área de urgencias del Hospital de Clínicas recibió a alrededor de 1.000 pacientes por diversas patologías.

Las causas más frecuentes de consulta fueron intoxicaciones por exceso en la ingesta de comidas con sal o azúcar, que afectó a varios pacientes con patologías de base como diabetes, hipertensión y renales crónicas, quienes sufrieron descompensaciones, informó el hospital a través de un comunicado.

El Ministerio de Salud Pública, a través de la Dirección General de Vigilancia de la Salud, informó que durante el mismo periodo de tiempo se registraron 4.395 consultas por colitis (enfermedad diarreica aguda, EDA) en todo el país. De estos, 1.888 casos se registraron en niños menores de 5 años de edad.

Lea más: ¿Cómo cuidar la alimentación en Semana Santa?

La cartera sanitaria aclaró que muchos cuadros de problemas gastrointestinales se dan por falta de higiene, no necesariamente por mala alimentación.

La colitis se caracteriza por evacuaciones frecuentes de heces sueltas o líquidas, en las cuales existe una pérdida de sales (electrolitos como el sodio, cloruro, potasio y bicarbonato), que son importantes para mantener el estado de hidratación.

Salud advierte que si el cuadro se presenta más de tres veces en un mismo día es importante acudir al centro de salud más cercano, a fin de evitar la deshidratación.

Como medida preventiva principal se recomienda mantener el hábito del lavado frecuente de manos con agua y jabón.

Nota relacionada: Día Mundial de la Salud, en pos de un acceso equitativo y una atención de calidad

La diarrea suele ser un síntoma de infección del tracto digestivo ocasionada por virus, bacterias o parásitos que se adquieren al consumir agua o alimentos contaminados, o bien de una persona a otra por una higiene inadecuada (por vía fecal, oral, ano, mano, boca).

Este cuadro puede ir acompañado de otros síntomas como fiebre, intolerancia a la comida, náuseas, vómitos y dolor abdominal.

Niños y niñas incluso pueden morir a causa de una infección de estas ya que su cuerpo contiene menos agua y se deshidratan con más rapidez, de ahí la importancia de recurrir al servicio de salud.

Dejá tu comentario