Política

Semana decisiva para avanzar o no en pacto para mesa directiva y CGR

Esta semana los oficialistas volverán a conversar sobre las negociaciones que están en remojo. Dieron guiño al llanismo para la mesa directiva, pero falta definir las ternas para Corte y Contraloría.

El presidente Mario Abdo Benítez y sus aliados deberán cerrar acuerdo para definir temas centrales, tales como el juicio político contra el contralor Enrique García, la mesa directiva del Congreso, la terna para llenar la vacancia del ex ministro de la Corte Sindulfo Blanco.

En la última reunión, los oficialistas no marcaron postura, pero enviaron un mensaje al llanismo. Están dispuestos a negociar la presidencia del Congreso para un referente de este sector. Sería entre Blas Llano o Blas Lanzoni. A cambio, el apoyo para un colorado en la Cámara de Diputados.

El llanismo no solamente quiere la mesa directiva del Congreso. También tiene en la mira la Contraloría, que en caso de avanzar el juicio político contra Enrique García, ese espacio debe pertenecer a un referente de la oposición.

El obstáculo es que un sector del Congreso espera que se pueda concretar además la renuncia del vicecontralor Camilo Benítez Aldana, quien es hombre de confianza del vicepresidente de la República, Hugo Velázquez.

Una jugada que están planteando algunos legisladores para salvar a Enrique García, es escuchar su descargo tras la acusación de los fiscales y sentar una posición final. Inclusive, algunos señalaron que las acusaciones planteadas no fueron muy consistentes.

corte. El Consejo de la Magistratura había conformado la terna para llenar la vacancia que dejó Blanco. Dos de los candidatos tienen inconvenientes: Alberto Martínez Simón y Rubén Darío Romero. Este último tiene la simpatía de algunos legisladores. Sin embargo, Martínez Simón tiene más apoyo, entre ellos de Juan Carlos Galaverna, Silvio Ovelar y de Llano.

También del cartismo. Esto en vistas de que el candidato fue apoderado del Banco Amambay, propiedad del ex presidente Horacio Cartes.

El otro que integra es Emilio Camacho, ex asesor jurídico de la era de Lugo. Tras las diferencias entre el presidente Abdo Benítez con el Frente Guasu, sus chances están diluidas.

Un sector dentro del Congreso quiere rechazar la terna; esto debido a que no logran ningún consenso entre los diferentes sectores.

pedidos. El presidente de la República recibió una serie de pedidos por parte de sus aliados para avanzar en las conversaciones con los otros sectores del Congreso. Se menciona que hay cargos pendientes que deben ser cumplidos por el mandatario, en las binacionales, servicio diplomático y en algunos ministerios.

Además se suma el malestar que crece contra la actuación del ministro de Educación, Eduardo Petta, cuya interpelación está pendiente en el Congreso.

El presidente de la República sigue manifestando públicamente que no bajará ninguna línea y que prefiere respetar la decisión del Congreso. Sin embargo, sus propios aliados esperan que pueda marcar una postura para inclinar la balanza.

Dejá tu comentario