Política

Selecto grupo de funcionarios de Diputados, con millonario aumento

El administrador de la Cámara, Arcadio Cabrera, es uno de los privilegiados y actualmente su salario supera incluso al de un diputado al cobrar mensualmente G. 33.370.000.

En la Cámara de Diputados abundan los funcionarios privilegiados y aquellos que cuentan con padrinos entre los legisladores con más poder gozan aún de más privilegios, y de eso puede dar fe el administrador de la sede parlamentaria, Arcadio Cabrera, quien con el aumento salarial que recibió a inicios de este año supera incluso al monto que perciben mes a mes los propios diputados.

Cabrera es el director administrativo de la Cámara Baja. Asumió en junio del año pasado cuando Miguel Cuevas (ANR Añetete) tomó el mando de la presidencia. Arrancó con un salario de G. 13 millones que sumados al gasto de representación y bonificación por responsabilidad hacía un total de G. 23.230.000.

Sin embargo, ser el leal del diputado colorado Arnaldo Samaniego, quien presidió el año pasado la Comisión que analizó el Presupuesto General de la Nación, y de quien, de acuerdo con fuentes parlamentarias, Cabrera es compadre, le sirvió para aumentar considerablemente el monto con el que asumió en el cargo.

Embed

Su salario mensual ahora trepó a G. 19.700.000, su gasto de representación a G. 4.780.000 y su bonificación por responsabilidad a G. 8.890.000, haciendo que desde enero pase a percibir mensualmente G. 33.370.000.

Un diputado, entre su salario y gastos de representación, cobra un total de G. 32.774.840 mensuales, monto superado ampliamente por Cabrera, cuyo salario representa poco más de 15 salarios mínimos, que ahora es de G. 2.120.562, cifra al que una gran mayoría de paraguayos ni siquiera accede.

Intentamos conversar con el funcionario sobre su millonario aumento, pero se excusó de que estaba manejando y ya no atendió posteriormente.

Otros casos. Pero no solo Cabrera fue beneficiado con un enorme aumento, sino que varios otros estatales también lograron disparar el monto mensual que estaban percibiendo. Esto sin que se haya realizado ningún concurso de méritos para el efecto.

Esta situación enervó a varios legisladores, que indicaron que existen funcionarios con más méritos para los aumentos, pero sin embargo, fueron beneficiados aquellos que ya tenían una alta remuneración.

Entre ellos está María Inés Talia, que tiene el cargo de coordinadora general y es la contadora de la sede parlamentaria. La mujer, el año pasado, tenía un salario de G. 16.212.000 que para este año trepó a G. 19.300.000 que sumado a los demás beneficios llega a más de G. 30 millones.

Otro beneficiado es el polémico operador ex oviedista Richard Gómez, que es el director de Gabinete de Miguel Cuevas. Gómez es conocido por comprar cédulas durante las elecciones y por cambiar de bando político de acuerdo con la ocasión. Supo ubicarse al lado del presidente de la Cámara y de ganar poco más de G. 21 millones, su salario trepó a G. 28.889.980.

Casos similares a estos van apareciendo a medida que se realiza un control cruzado de la planilla de funcionarios del año pasado y de este año.

Lidia Rolón fue puesta por Cuevas en la Dirección de Auditoría. De G. 21.184.600, su salario aumentó a G. 28.675.499.

El director de Recursos Humanos, Julio Arévalos, también fue beneficiado con un importante aumento. El funcionario está como comisionado en Diputados del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC). Entre bonificaciones y gastos de representación percibía de la Cámara G. 8.134.600. Ahora, al ser funcionario permanente de la institución, pasó a recibir G. 27.059.980.

Dejá tu comentario