Política

Seis meses más para investigar a Zacarías Irún y esposa

 

El Tribunal de Apelación en lo Penal, Primera Sala, concedió a la Fiscalía seis meses más para investigar al senador Javier Zacarías Irún y a su esposa Sandra McLeod, por supuesta declaración falsa.

En principio, el juez Gustavo Amarilla concedió el plazo de seis meses para presentar el requerimiento conclusivo para el 29 de julio del corriente año, pero con la prórroga, deberá ser presentado el 29 de enero de 2020.

El pedido fue presentado por los fiscales Sussy Riquelme, Osmar Legal y Josefina Aghemo, quienes requirieron el plazo extraordinario por seis meses para concluir la investigación.

Entre otras cosas, argumentaron que deben realizarse actuaciones en el exterior, a más de que existen pruebas cuya producción son de difícil realización.

Incluso, los fiscales apuntan que a la fecha, aún no cuentan con la totalidad de los informes solicitados, tampoco de las asistencias jurídicas internacionales que pidieron.

ANÁLISIS. Los camaristas Gustavo Ocampos, Gustavo Santander y Carlos Ortiz Barrios analizaron el pedido.

Primero citan la legislación, donde apuntan que los pedidos de prórroga deben ser realizados hasta 15 días antes de la fecha fijada para el requerimiento conclusivo.

El pedido fue hecho el 5 de julio, con lo que se encontraban en el plazo.

Asimismo, dicen que “analizando los fundamentos expuestos por los peticionantes y las constancias de autos en el que se observan numerosas diligencias importantes para la presentación del requerimiento conclusivo pertinente, corresponde conceder la prórroga”.

Así, le dan seis meses más para completar la investigación y fijan la fecha para la última semana de enero del 2020, conforme resolvieron.

EL CASO. En la causa, tanto el senador Javier Zacarías Irún como su esposa Sandra McLeod de Zacarías fueron imputados por supuesta declaración falsa.

Es que –según el Ministerio Público– la ex intendenta de Ciudad del Este mintió en su declaración jurada al no declarar un préstamo a una cooperativa.

Por su parte, su esposo, el legislador, no declaró departamentos que tenía en el exterior.

La defensa, por su parte, sostiene que las pruebas no podían ser usadas, ya que se obtuvieron de un proceso que ya había sido desestimado.

Hasta el momento, ninguno de los imputados tienen medidas cautelares, en forma muy diferente a otros casos, mediáticos. Por recursos planteados por las defensas, hasta este momento, no se les citó para la diligencia.

Dejá tu comentario