Política

Seguro de Diputados cubre estética dental y Salud apenas cura caries

Legisladores tienen vigente un seguro vip que cubre hasta arreglos estéticos, mientras que el Ministerio de Salud tiene apenas para solucionar problemas dentales básicos de toda la población.

La estética es una cuestión importante para los diputados y para las 1.140 personas acogidas al contrato de seguro odontológico vigente en la Cámara Baja, que tiene un presupuesto equivalente a USD 1 millón por los periodos 2017-2018.

Con dicho seguro, los legisladores y funcionarios tienen acceso a servicios odontológicos que incluyen hasta procedimientos quirúrgico-estéticos como los implantes y las prótesis. En tanto, los servicios de salud públicos limitados al resto de la ciudadanía se traducen en precarios consultorios odontológicos que, por lo general, se limitan al tratamiento de caries y obturaciones.

La Cámara Baja pagó G. 4.800.000 por cada asegurado. Pero el seguro vip que presta la contratista Odontología 3 no se limita a la cura “de caries, tratamientos conductos y extracciones”, como minimizaba en una nota el diputado Carlos Portillo, quien sería asiduo cliente de la firma, sino que por el contrario, allí van los legisladores y demás asegurados a hacerse todo lo que les haga falta para su estética bucal, teniendo en cuenta que para los implantes tienen cobertura de hasta el 70% del seguro y las prótesis en un 100%, pasando por la cobertura total de cirugías maxilofaciales.

“Todo lo que tiene que ver con la parte protésica, es decir, prótesis y estética dental, tiene una cobertura del 100%. Lo único que cubre hasta el 70% es el implante y prótesis sobre implante, porque son extremadamente costosos. Pero estética está el 100% cubierto, además de los otros servicios”, dijo Ángel Valdez de Madariaga, quien habló en representación de la firma prepaga.

Informó que las prótesis en puridad son “una cuestión estética” y que a eso se aboca el seguro ”a mejorar la apariencia”. “En odontología decimos que es la rehabilitación bucal, o los eventos que hagan falta”, explicó.

El listado de especialidades y la infraestructura que pone Odontología 3 en base al contrato suscrito con la Cámara Baja son muy variados. Abarcan nueve especialidades (ver infografía), dos de las cuales, como la implantodontología y las prótesis, prácticamente no se realizan en hospitales públicos.

Tienen también dos centros odontológicos, los cuales están montados con diez consultorios, el primero, y seis, el segundo.

Nota relacionada: Diputados gastan en seguro odontológico, pero le dan poco uso

El seguro que se dedica a la estética de los diputados y funcionarios pone al servicio de estos y sus beneficiarios dos cirujanos maxilofaciales y tres implantólogos. Además cinco odontopediatras, dos periodoncistas, cinco ortodoncistas, cinco endodoncistas, un especialista en patología y medicina bucal, uno en odontología legal y uno para clínica del bebé. Este listado de especialistas es solo para un lugar. En el otro existe una cantidad similar de consultorios.

En suma, hay un promedio de un odontólogo por cada 34 pacientes si se considera que dentro de la Cámara existen dos odontólogos más.

Si se parte de la necesidad de la población de contar con los mismos servicios que tienen los diputados con su seguro, en una mínima expresión, estamos hablando de que el gasto del Estado es completamente superfluo.

DIFERENCIA. La diferencia en cobertura y números en salud pública a la que puede acceder la población, con relación al seguro de los diputados, es preocupante.

El millonario seguro odontológico que los legisladores y beneficiarios tienen a su servicio aumentó el gasto público. Es así que por cada funcionario de la Cámara se invirtieron G. 4.800.000 solo por seguro odontológico de dos años.

En contrapartida, cada ciudadano común recibe del Estado una inversión mínima anual para servicio bucodental, partiendo del dato de que solo un monto de G. 5.000 millones fue lo presupuestado este año para dicha área de salud.

Además, por la burocracia existente, ni siquiera se puede asegurar que todo el dinero se invierte en el paciente.

Según informó Gabriel Taddey, titular de la Dirección de Salud Bucodental del Ministerio de Salud, el presupuesto es insuficiente, pero aún así tienen 427 servicios a nivel país. Consultado sobre qué servicio puede esperar la ciudadanía con este presupuesto, explicó que el alcance es mínimo y que se limitan a tratar los problemas más comunes.

“Es ampliamente insuficiente si consideramos que con este presupuesto se cubren apenas las cuestiones básicas, que son las caries y extracciones. Eliminar las caries y obturar los dientes”, señaló.

Añadió que a falta de presupuesto no tienen muchos especialistas.

Los datos brindados son realmente desalentadores, si se agrega que solo existen unos 1.100 odontólogos en Salud Pública, y estamos por debajo de la recomendación internacional de tener un dentista por cada 2.000 habitantes, pues solo se alcanza a tener 0,5 profesionales.

Embed

Con el presupuesto en Salud Pública se cubren apenas las cuestiones básicas, como las caries y extracción. Gabriel Taddey, Área Bucodental del MSP.

Embed

Dejá tu comentario