Hora del Este

SEAM inicia fiscalización en torno al Parque Nacional Ñacunday


Un grupo de fiscalizadores arranca desde hoy el trabajo de monitoreo de las propiedades colindantes al Parque Nacional Ñacunday, en el Alto Paraná. La tarea se hará por agua y tierra con apoyo de la Agrupación Policial Ecológica y Rural (APER).

Redacción / HORA DEL ESTE

El grupo está a cargo del licenciado Eulalio García, Jefe de Fiscalización de la SEAM quien mencionó que verificarán en los establecimientos todo lo relacionado a licencia ambiental, plan de gestión ambiental, porcentaje de bosques en sus propiedades y nivel de reforestación, entre otros aspectos.

"Toda la cuestión penal que encontremos vamos a derivar a la Fiscalía de Iruña que, de hecho, ya está realizando la investigación por la tala de árboles encontrada dentro del Parque Nacional y si son cuestiones administrativas procederemos al sumario y a la aplicación de las multas que van desde 50 a 1500 jornales mínimos", explicó García.

Los técnicos de la SEAM recorrerán el cauce del Ñacunday con una lancha para verificar toda la zona. De hecho, el propio ministro de la SEAM, Oscar Rivas, había mencionado luego del sobrevuelo de la semana pasada que pudieron ver que la madera es extraída de la reserva y llevada por varias vías para su comercialización.

Al grupo encabezado por García se suman 2 fiscalizadores, 2 técnicos de control y monitoreo, además de 4 guarda parques y otros 6 más que quedarán como custodios de la reserva junto con agentes de la APER de la Policía Nacional.

"La idea es impedir que cualquier persona que nada tenga que ver con el cuidado de la reserva ingrese a su interior, sabemos que los carperos están en el sector mecanizado y también los dueños de establecimientos colindantes. Todo cuidado es esencial para este trabajo que vamos a encarar", expresó García.

DURACION DEL TRABAJO Se estima unos 22 días de monitoreo en la zona colindante al Parque Nacional y el rio Ñacunday. Para el efecto los técnicos de la SEAM contarán con lanchas y camionetas para facilitar el recorrido.

El grupo se alojará en el predio de una escuela ubicada en la colonia Itaipyte, en las inmediaciones del campamento de los carperos. En un sector de las tierras mecanizadas quedará parte del grupo de guarda parques y los agentes de la APER.

Al decir de García, el recorrido aéreo realizado la semana pasada ya demostró que existen irregularidades ambientales en el lugar, ahora les queda definir y sancionar a los culpables tanto administrativa como penalmente.

El asesor jurídico del ente, Ricardo Lugo, se sumará al grupo apenas se conozcan los primeros resultados del monitoreo, según adelantó el licenciado García.

Por otro lado, hasta el momento no se define si los carperos fueron reubicados dentro de la reserva o en una propiedad privada. El ministro Rivas refirió que eso será determinado con una mensura de las tierras cuyas coordenadas la SEAM viene verificando desde hace dos años, según el funcionario.

El Parque Nacional Ñacunday cuenta con 2 mil hectáreas y se busca el proceso de reintegración del área protegida para lo cual se tendría un informe técnico dentro de una semana

Dejá tu comentario