Se vive en libertad, pero sin justicia social, afirman varias organizaciones

La Mesa Memoria Histórica, constituida por organizaciones de víctimas de la dictadura stronista, organizaciones de derechos humanos y entidades sindicales y sociales, al conmemorarse el 29 aniversario de la caída de la dictadura de Alfredo Stroessner, expresa que a la luz de los datos económicos y los indicadores sociales, en nuestro país se vive en libertad, pero sin justicia social.

Para esta coalición de organizaciones, existen graves problemas de acceso a la tierra de miles de familias campesinas e indígenas; un sistema educativo que "hace agua", sin que se vislumbre un debate nacional amplio con participación de los sectores directamente involucrados; un acelerado empobrecimiento de las "capas populares" y un sistema de justicia absolutamente alejado del ideal de equilibrio, independencia y un recto actuar.

Recuerda además en su pronunciamiento el elogio al régimen hecho hace poco tiempo por el candidato a la presidencia de la República por la ANR, Mario Abdo Benítez.

"(...) surge en la disputa electoral intentos de reivindicar y justificar la larga y nefasta dictadura stronista, la más larga de Sudamérica. Esta apelación a las supuestas obras y bondades del stronismo significan un atropello a la Constitución (...)", expresa la misiva.

"El elogio del régimen autoritario significa un retroceso inaceptable para nuestra sociedad que valora el clima de pluralidad política y de libertad de expresión en estos 29 años", añade el pronunciamiento.

Durante la dictadura stronista (vigente desde 1954 hasta 1989) hubo 425 ejecutados o desaparecidos, casi 20.000 detenidos y 20.814 exiliados directos, de acuerdo con el último informe de la Comisión de Verdad y Justicia, divulgado en el año 2008.

El dictador falleció en Brasilia en el 2006 sin aportar ningún dato sobre el destino de los desaparecidos, cuyos familiares siguen reclamando justicia.


Dupla opositora
visitó Archivo del Terror En el marco de la recordación de la caída de la dictadura, los aspirantes al Poder Ejecutivo por la alianza Ganar, Efraín Alegre y Leo Rubin, visitaron las oficinas del Archivo del Terror y otras sedes que recuerdan esa época. Alegre mencionó que se debe guardar memoria de lo ocurrido y que "lamentablemente en el Paraguay no se ha trabajado en la educación y en preservar todo lo que fue ese tiempo de la dictadura".


Dejá tu comentario