Economía

Se teme aumento del contrabando tras desplome del peso argentino

El resultado de las elecciones primarias llevó a la moneda vecina a una depreciación de alrededor del 20%. Advierten que las perspectivas para el PIB paraguayo se tornan negativas.

La devaluación del peso argentino frente al dólar, tras los resultados de las primarias presidenciales en el vecino país que dieron la victoria a la dupla Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner, profundiza las condiciones de pérdida de competitividad del guaraní frente a esta moneda y genera el escenario propicio para que se incremente el contrabando.

El analista Amílcar Ferreira advierte que los efectos a nivel local se sentirán especialmente en las exportaciones industriales paraguayas (textiles) y en el comercio fronterizo, sectores ya golpeados por la actual caída de la actividad económica. Con una moneda devaluada, los productos provenientes de Argentina se tornan más baratos que los locales y esto generalmente alienta el comercio informal en zonas de frontera, como Encarnación y Asunción.

La cotización del peso argentino retrocedió ayer 24 puntos desde el viernes último, al pasar de G. 133 a G. 109, con una variación de -18%, según registros del Banco Central del Paraguay (BCP). La consultora MF Economía, por su parte, observó que el tipo de cambio peso argentino/dólar se depreció en 22% al mediodía de este lunes, respecto al cierre de la semana pasada, y que la moneda norteamericana llegó a cotizarse a 61,9 pesos en el mercado del vecino país.

La remisión de remesas familiares constituye otro canal de contagio del deterioro de la economía argentina, que reaccionó de manera negativa a la derrota del actual presidente Mauricio Macri, por el inminente regreso del populismo y el retorno de la amenaza de default, agrega Ferreira. Las remesas desde Argentina cayeron en 44% de enero a mayo de 2019, respecto al mismo periodo del 2018, al sumar USD 33,4 millones, de acuerdo con el BCP; el país vecino es el tercer origen más importante de remesas familiares y el principal destino de la emigración paraguaya.

Argentina se posicionó en julio pasado, además, como el principal destino de las exportaciones paraguayas, con una incidencia de 31% y una caída de 8% en los ingresos generados por esta actividad. Los granos de soja se ubicaron como el primer producto enviado a este mercado, por un total de USD 969,3 millones, monto inferior en 18,6% a los USD 1.190 millones ingresados entre enero y julio de 2018

Al respecto, el analista considera que el complejo sojero local probablemente no sufrirá gran impacto como resultado de los eventos políticos en Argentina, debido a que los productores de ambos países han aprendido a complementarse. Por otro lado, es de esperar que las inversiones desde Argentina se trasladen a Paraguay, como ya ocurrió años atrás, aunque el crecimiento económico regional se verá afectado, por lo que seguramente será otro año de recesión en la nación vecina, culmina Ferreira.

Las expectativas económicas de Paraguay se están tornando nuevamente negativas, como consecuencia de la crisis política interna y los efectos de las elecciones primarias de Argentina, explica, por su parte, el economista César Barreto, ex ministro de Hacienda y miembro de la fundación Desarrollo en Democracia (Dende). Los pronósticos se vuelcan así hacia una probable caída del producto interno bruto (PIB) para el cierre del presente año, pues las estimaciones ya se venían desinflando desde el 4% inicial anunciado por el BCP hasta el 1,5% actual.

Los efectos de la sequía en la producción sojera y en la generación de electricidad y la merma del comercio fronterizo y el turismo de compras fueron las primeras causas.

Embed

“Hay que acompañar el proceso”

Paraguay vuelve a encarecerse frente a Argentina y el guaraní debería acompañar el proceso de devaluación del peso, en la medida de lo posible, para intentar mantener la competitividad, sostiene el economista y ex ministro de Hacienda Manuel Ferreira, en su cuenta de Twitter. Advierte que es probable que Brasil reaccione con la misma medida a una potencial devaluación argentina, y que las consecuencias de los eventos que rodean al tipo de cambio en el mercado vecino consistirán en la reducción del turismo de compras y un mayor contrabando hacia el Paraguay.

César Barreto, por su parte, considera que el BCP debe seguir con su política de “mitigar las fluctuaciones bruscas del dólar, pero sin afectar sustancialmente la tendencia de mediano plazo, marcada por los fundamentos”.

Dejá tu comentario