Economía

Se reduce hasta 50% el dinamismo de algunos rubros por la crisis

Sectores sensibles con gran mano de obra sufren impacto en menor producción y ventas, producto de la caída del consumo, devaluación del peso y poca capacidad de reacción oficial.

La desaceleración reinante acarrea como consecuencia disminución y pérdidas en varios sectores de la economía, que brindan en este espacio sus cifras y porcentajes de caída, preocupados por los pocos visos de recuperación en torno a cómo cerrará el año para el ámbito que representan.

El segmento textil y confeccionista, la industria metalúrgica, el rubro de los calzados, el comercio (especialmente en el microcentro asuceno, golpeado por la drástica disminución de turistas argentinos) y el sector tomatero, exponen mediante sus referentes el bajón en producción y colocación de productos, que llegan hasta un 50% en algunos casos.

Una disminución del 50% en las ventas de calzados nacionales se viene notando en esta coyuntura, según Elder Otazo, presidente de la Cámara de la Industria del Calzado de Paraguay, no obstante aclarar que hace una década, de hecho, la producción local viene siendo afectada por el masivo ingreso de artículos orientales, porque antes Aduanas cobraba los cánones por camión ingresante sin verificar el contenido de las mercaderías.

“De tener un 40% de participación en el mercado, llegamos ahora a un mínimo de 20%, porque los valores referenciales por cada par de zapatos que ingresaban vía Iquique eran menores a USD 1, mientras que en Brasil lo mínimo es USD 12 dólares para esos productos asiáticos”, narró el industrial.

A su criterio, el consumo de calzados bajó en picada en el cuarto trimestre de 2015, por efecto de la ley de tarjetas de crédito, que negó a mucha gente a tener más financiación. Agregó que recién la próxima temporada podría haber algún repunte en las ventas.

El ámbito textil, por su parte, habla de un 30% menos en dinamismo, reportado por las tiendas de prendas, por eso también el espectro está copado por muchas ofertas, según Adriana Chaparro, gerente de la Asociación Industrial de Confeccionistas del Paraguay (AICP).

“La industria cambió desde que la Argentina dejó de ser principal mercado. Cerraron algunos talleres, pero se reconvirtió la oferta para destinarla al Brasil, con la maquila, y es así que en exportaciones notamos un 15% menos que el año pasado. Si no fuera por esta variante, la caída en divisas por envíos podría llegar al 50%”, manifestó.

Este año, los ingresos por envío de textiles sería de USD 100 millones a USD 120 millones, según adelantó.

Embed


“Recesión oficial”
La Cámara Nacional de Comercio y Servicios de Paraguay (Cncsp) manifestó en un comunicado que la economía paraguaya entró en recesión. Según el BCP, la actividad cayó 2,8% en el primer semestre de 2019. Se registra el séptimo mes consecutivo de caídas, no vividas desde 1999, dice el ente. “Los resultados confirman la depresión de la economía, que ya se venía sintiendo desde fines del año pasado”, indica la Cncsp.

Dejá tu comentario