Economía

“Se necesita de capacitación para expandir más el rubro”

 

Hace unos años atrás, el consumidor de café se guiaba más por reconocidas marcas internacionales para adquirir un producto considerado de calidad y que se diferenciaba por su fuerte porcentaje de cafeína, su sabor amargo y el cuerpo. “Pero hoy en día la gente se inclina más por lo artesanal y exquisito como los cafés de especialidad, con tostión más clara, con notas más frutales y sutiles. Vemos que hay una creciente demanda de productos de calidad y ya no tanto por la marca”, explica Mary Jung.

El protagonista de su negocio es el café de especialidad, que trae directamente de una finca de Santander Norte (Colombia), 100% arábica de tostión media. “Trabajamos de cerca con el caficultor en todo el proceso, desde la selección de lotes, beneficios, tostión hasta el empaque, porque para nosotros lo más importante es la trazabilidad”, dice. Agrega que la calidad del café contribuye en un 100% al despegue del negocio, aunque obviamente existen otros factores el conocimiento y la preparación del barista, para que aproveche al máximo las bondades del buen café.

“Ya tenemos muchos consumidores habituales que conocen lo que es el café de especialidad y cómo deben tomarlo. Los clientes ya saben identificar un producto de alta calidad por la variedad, el precio, la fecha de tostión y la trazabilidad”, alega Jung.

Dejá tu comentario