País

Se inicia demolición del ex Ycuá Bolaños para dar alivio a los familiares del 1-A

El arranque de los trabajos para reemplazar la vieja estructura marca una nueva etapa en el largo trajín de los afectados por la tragedia. Estiman 20 meses para terminar el centro cultural y memorial.

Definitivamente no fue una mañana como otras. Había algo diferente en los rostros de Delia, Bersabé y tantas personas que desde hace 13 años vuelven al Ycuá. Había felicidad en esas miradas.

Cuando el acto protocolar que daba inicio oficial a la demolición de parte de la vieja estructura del ex supermercado terminó, todos los presentes se dirigieron a uno de los laterales del local. Ahí estaban los pedazos de concreto esparcidos por el suelo, como pedazos de una etapa que se termina.

"Hoy se concreta la primera parte de lo que anhelamos hace 13 años. La verdad que nosotros iniciamos cada etapa, es como una cuestión infinita. Apenas es una ínfima parte. Nosotros ya queremos ver esto transformado, con una nueva cara", dice Christian Olmedo, uno de los referentes de los afectados por la tragedia.

Olmedo enfatiza que cada cierre de etapa es un impulso para continuar hacia adelante. Menciona también que el futuro espacio público será un lugar de memoria colectiva.

"Este lugar no será solo para la familia de las víctimas. También será para que toda la ciudadanía pueda venir a encontrarse aquí, que entre todos se pueda trabajar lo que se hizo posible en aquellos momentos. Hablo del anhelo de justicia, la solidaridad, la vida. Todo lo que tiene que ver con la historia del Ycuá Bolaños", enfatizó.

Visitas. Al principio, se había anunciado que luego del acto protocolar se procedería a iniciar la demolición. Sin embargo, esta etapa ya empezó hace una semana y continuará hasta su terminación, en 90 días y la obra terminará en 20 meses. Tanto familiares como demás personas presentes pudieron recorrer la zona donde los restos del concreto viejo estaban esparcidos por el suelo.

El ingeniero Guillermo Barrail comentó que el proceso de echar la vieja estructura se dividió en cinco etapas. Refirió que en estos momentos trabajan cerca de 40 personas y llegarán a 200 aproximadamente.

Barrail y Aníbal Lovera Talvera, representante de la Secretaría Nacional de Cultura, anunciaron que en las diversas fases de la construcción habilitarán un calendario de visitas. Esto va a estar dirigido especialmente a los familiares de la víctimas. En el lugar de los trabajos, se colocará una plataforma para que ellos puedan ir apreciando el avance del futuro centro cultural y memorial.

Dejá tu comentario