Deportes

Saturnino Arrúa Un gran y magnífico "10"

Itá es la ciudad de los cántaros y la miel. A 36 kilómetros de Asunción. Acogedora y señorial; cuna de señeras figuras del fútbol. Un niño que vende pan montado en un burro "para ayudar a mis padres con el sustento diario", comenta. El Sportivo Iteño que lo hace debutar a los 15 años de edad y luego su primer gran paso al Ciclón de barrio Obrero para moldearse en las Inferiores.

El debut y a triunfar

A los 17 años debuta en primera, cuando las grandes figuras de los 60 se alejan del club luego del ciclo cumplido.

Y bajo la batuta de Arrúa se inicia otra etapa trascendente en Cerro. "Recuerdo que ese año (1968) llegamos segundos y clasificamos para la Copa Libertadores de América, y en el 69 hicimos una estupenda campaña en la Copa Libertadores por la juventud del plantel", puntualiza.

Y el "Nino" comenzaba con su aparición por su riqueza técnica y goles impresionantes, dando muestra de su real riqueza futbolística.

Uno de los mejores años para el imponente goleador

En el año 1970, con la madurez de dos temporadas sensacionales, aparece el Ciclón 70 arrasa, de la mano de su conductor y goleador en ese año. Saturnino Arrúa emerge en toda su dimensión. "Para mí esa fue mi primera etapa de triunfo. Jugábamos un fútbol veloz y ofensivo. Con punteros enloquecedores, un mediocampo talentoso y una defensa firme", afirma.

El Ciclón enloquece y alegra a su pueblo con un fútbol de corte moderno y contundente, Domingo tras domingo el pueblo azulgrana llena los estadios, para deleitarse y ver jugar a un excelente Nino Arrúa goleador en ese año, con 19 goles convertidos, para ser la estrella fulgurante del Ciclón en esa temporada.

La selección paraguaya

En el año 1969 integra la selección que competirá para el Mundial de México 70, siendo Brasil el rival más difícil, que clasificaría para ser el campeón de ese Mundial, conformando uno de los mejores oncenos brasileños de todos los tiempos y orquestado por el gran Pelé. También juega la eliminatoria para el Mundial 1974, llegando a marcar 13 goles con la albirroja.

A Nino le tocó el bicampeonato y luego viajó a España

"Tuve la fortuna de integrar el plantel y ser campeón en los años 1972 y 73, para viajar luego de la eliminatoria para Alemania 1974 y después emigrar al Zaragoza de España", comenta.

Y con el "Lobo" Carlos Diarte y Felipe Santiago Ocampos pasa a conformar a los inolvidables Zaraguayos que marcarían una etapa sensacional en el Real Zaragoza.

Y Arrúa seguiría perforando redes con su habitual contundencia goleadora, "dejando en alto el prestigio del futbolista paraguayo en el competitivo fútbol de la Madre Patria", enfatiza.

Nombre y apellidos: Saturnino Arrúa Molinas. Fecha de nacimiento: 7-04-1949. Lugar: Itá. Casado con: Yenilda Ovelar. Hijos: Gustavo Dejesús (Lic. en Administración de Empresa), Rodrigo Javier (Comercio Internacional) y José Gabriel (Futbolista de Cerro Porteño -División Reserva- estudiante de Administración de Empresas). Nieto: Fabricio Javier Arrúa Ayala. Hijo de Rodrigo.

Trayectoria deportiva

Inicio: Club Sportivo Iteño. Año: 1963. Debut en Primera. Año: 1963 (a los 15 años de edad). Otros clubes. Cerro Porteño. Año: 1964. Inferiores. Debut en primera. Año: 1967 a 1973. Real Zaragoza de España. Años: 1974 a 1980; Guaraní y América de Cali.

Títulos: Campeón con Cerro Porteño. Años: 1970, 72 y 73. Goleador absoluto en el año 1970 con 19 goles convertidos. Con la selección paraguaya llegó a marcar 13 goles, lo mismo que Romerito, pero con menos partidos jugados.

Selección paraguaya: Integrante de varios seleccionados. Dos eliminatorias, para México 1970 y Alemania 1974. Minicopa jugada en Brasil. Año: 1972. Copa Libertadores de América con Cerro Porteño en varias instancias.

Característica: Rapidez, habilidad y gran talento. Potentes disparos y estupendo definidor. Uno de los mejores 10 que dio el fútbol paraguayo. Puesto: 10. Sobrenombre: Nino.

Otros: DT recibido en la ENEF promoción 1985. Consagrado DT. Llegó a dirigir muchos equipos capitalinos y del interior del país. Cerro Porteño, 12 de Octubre (a quien calificó para llegar a Primera División en 1984 y logró llevarlo a la Copa Libertadores de América en el año 2003). El 3 de Febrero en varias ocasiones. Cerro Porteño, 2 de Mayo, Iteño, Choré, entre otros.

-¿El porqué de tus éxitos?

"Yo creo que se nace para triunfar y ser caudillo, uno ya viene con esas cualidades. Lo conseguí todo, pero no solo, sino con el respaldo de mis compañeros y el aliento de la hinchada cerrista", resalta.

-¿Y tus ex compañeros del 70? Fueron todos unos fenómenos. Cuando los recuerdo me dan ganas de llorar", afirma, uno de los más grandes futbolistas que vistieron la casaca 10; lleno de talento, habilidad, dribling y gran definidor.

Actualidad: "Fui invitado el año pasado para ir a España donde se formó el Consejo de Asesor de Veteranos de los años 40, 50, 60 y 70, en el club Real Zaragoza, lo que gustoso acepté. Son muy unidos y acá alguna vez tenemos que llegar también a eso", afirma. Hoy el Nino está alejado de la dirección técnica y "descansando cuando voy a Choré, donde tengo una Radio FM 88.5, la radio de la estrella y una granja. Eso me da tranquilidad y sosiego luego de muchos años de trabajar en el fútbol", comenta. Y los goles y la calidad del estupendo Saturnino Arrúa todavía están latentes en el palpitar azulgrana de los que lo vieron jugar, para ser uno de los más grandes 10 que dio el fútbol paraguayo.

Dejá tu comentario