Sucesos

Sangriento motín deja heridos y 9 muertos en la cárcel de San Pedro

La lucha frontal entre miembros del Primer Comando Capital (PCC) y el clan Rotela por el liderazgo dentro de la cárcel ocasionó 5 personas decapitadas, 3 incineradas y 1 acuchillada.

Un sangriento motín se desató ayer en la cárcel de San Pedro del Ycuamandyyú, que dejó 9 muertos y varios heridos, según informó el ministro de Justicia, Julio Javier Ríos. El enfrentamiento entre dos grupos criminales habría tenido como causa la disputa por el liderazgo dentro de la cárcel.

De los fallecidos, cinco murieron decapitados, tres fallecieron incinerados y uno más falleció en el Hospital Regional, tras haber recibido heridas de arma de fuego, según informó posteriormente la fiscala Fanny Aguilera, quien fue designada para investigar el caso junto a su colega Jorge López, así como también acompañan la investigación dos médicos forenses de turno y personal de área de Derechos Humanos.

La representante del Ministerio Público señaló que los fallecidos tenían entre 18 y 30 años de edad.

Asimismo explicó que se requisaron de la prisión varias armas blancas y 2 armas de fuego. En tanto los cuerpos serían trasladados hasta la Morgue Judicial para los análisis correspondientes.

Agregó que van a proseguir con las investigaciones pertinentes para esclarecer las causas que llevaron a un enfrentamiento de extrema violencia y que no se descarta su vinculación con otro hecho de la misma magnitud que ocurrió el viernes último en la cárcel de Tacumbú.

Por su parte, el director del centro asistencial de la mencionada localidad, Ricardo Brazzel, explicó que, aparte del fallecido, recibieron a otros 14 reclusos, de los cuales 4 fueron trasladados hasta el Hospital de Trauma, en la capital del país, con heridas de cortes, estocadas, apuñalamientos en región del tórax, neumotórax y otros recibieron disparos de arma de fuego en el pie y fémur, aparentemente de un revólver calibre 22.

Además mencionó que el resto de los reos recibieron los primeros auxilios y fueron derivados nuevamente hasta el penal.

facciones criminales. El ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, manifestó que la rebelión se trataría de un enfrentamiento entre el Primer Comando Capital (PCC) y el clan Rotela.

El primero se trata de una organización delictiva nacida en una cárcel del estado de São Paulo, Brasil, en 1993, y que hoy tiene más de 30.000 miembros y está presente en varios países del continente. Logró posicionarse como el grupo criminal más poderoso en Paraguay.

Una reciente investigación académica financiada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) estudió los impactos políticos y sociales que tiene el PCC en el país y advierte sobre las falencias de los organismos de seguridad al abordar este problema.

En cuanto al otro grupo está liderado por Armando Javier Rotela, considerado el zar del crac. El mismo fue detenido en noviembre de 2016 en Itauguá.

El motín fue controlado por guardiacárceles y agentes antimotines de la Policía Nacional, quienes se trasladaron en helicópteros, unas horas después de iniciarse el hecho. En el momento del motín había pocos efectivos policiales, ya que fueron utilizados para eventos deportivos.

Dejá tu comentario