Interior

San Rafael: ONG pide auxilio ante impune deforestación

 

La organización conservacionista Procosara, instalada dentro de la reserva San Rafael, destacó a través de un comunicado que la extracción clandestina de madera ha aumentado de manera considerable en los últimos tiempos en la reserva, tal como lo denunciaron en Última Hora días atrás.

Pero también aumentó el grado de amenaza y hostigamiento hacia los funcionarios de la institución y sus familiares. A todos les llega el categórico mensaje de dejar de denunciar la deforestación, cuya actividad se ha duplicado en los últimos meses, cobijada por una impunidad total que pisotea la vigencia de la Ley de Deforestación Cero, eliminando poco a poco las últimas hectáreas del único Bosque Atlántico.

Nota relacionada: Se está saqueando la Reserva San Rafael y nadie hace nada para frenar

Igualmente, en su comunicado hablan del aumento considerable del tráfico de rollos y tablas, fabricación de carbón vegetal a gran escala, y el aumento del área de deforestación, especialmente en las zonas del borde de la reserva.

Cultivos de renta. La ONG habla además del aumento de los cultivos de renta, inclusive en las áreas de asentamiento indígena.

Le puede interesar: Familias ocupan franja de acceso a la reserva San Rafael

La última novedad de la cual hace mención el comunicado tiene que ver con la presencia de grupos humanos, autoproclamados campesinos sin tierra, en el límite de la reserva.

“Por todo ello, se solicita la inmediata presencia de instituciones del Estado como Mades, Infona, Indert, Indi, Senad y las fuerzas del orden para accionar y resguardar a la reserva y al personal de Procosara, ante los hechos denunciados”.

Además exigen al Ministerio Público la actuación de oficio ante los hechos denunciados, los cuales constituyen hechos punibles.

También puede leer: Aumentan tala y destrucción en la reserva San Rafael

Historia repetida

Las cargas de madera siguen pasando de manera impune frente a puestos policiales y de la misma oficina que la Seam tiene frente al asentamiento La Amistad, en la reserva San Rafael, paso obligado de los enormes camiones que transportan la madera aserrada.

Información de fuente confiable da cuenta que la extracción de madera clandestina continúa y los envíos siguen llegando a la ciudad de Asunción y Ciudad del Este, en camiones que transportan unas 30.000 pulgadas de madera nativa aserrada.

Desde su creación, hace 21 años, esta organización ha denunciado de manera constante y con pruebas los actos criminales contra el medioambiente de parte de delincuentes que operan toda una mafia, amparados por la impunidad que le da un Estado que nunca se ha preocupado en dar respuestas contundentes para defender al último Bosque Atlántico de la región, en el cual conviven especies de aves únicas en el mundo, y hasta donde llegan científicos estudiosos por las características únicas del lugar.

Allí nacen varios cursos hídricos muy importantes del país, siendo una de las áreas de recarga del Acuífero Guaraní.

Dejá tu comentario