Mundo

Salud y bienestar de los mayores, jugoso mercado para la tecnología

Aparatos para la audición, pulseras que miden los latidos del corazón, dispositivos anticaídas, consultas médicas virtuales. El CES está repleto de invenciones destinadas a ayudar.

Rozanne Hird, una profesora de informática de 67 años, se muestra entusiasmada con el casco de realidad virtual que acaba de probar en el Consumer Electronics Show (CES) en Las Vegas: “Esto es genial, ¡vi la Ópera de Sídney y las pirámides de Egipto!”.

Aparatos para la audición, pulseras que miden los latidos del corazón, dispositivos anticaídas, consultas médicas virtuales, pastilleros conectados., etc. El CES está repleto de invenciones destinadas a ayudar a las personas mayores a mantenerse independientes el mayor tiempo posible. Y es que el envejecimiento de la población ofrece un mercado gigantesco al sector tecnológico.

La plataforma de realidad virtual Alcove VR que probó Rozanne Hird puede funcionar con varios cascos, por lo que “un grupo de personas puede ver las pirámides e interactuar y no aislarse”, continúa sonriendo la sexagenaria, que enseñó informática a personas mayores en Arizona durante 26 años.

Esto permite luchar contra el aislamiento social que afecta con frecuencia a las personas mayores, confirma Nigel Smith, a cargo de los Laboratorios de Innovación de la Asociación Estadounidense de Jubilados, la AARP (38 millones de miembros), quien acudió al CES a presentar productos de alta tecnología dedicados a personas mayores, como Alcove VR.

“Los cambios demográficos son enormes y se están acelerando: cada día, más de 10.000 personas cumplen 65 años en EEUU”, dice Nigel Smith, señalando todos los desafíos y oportunidades que esto supone. “La inteligencia artificial y los objetos conectados tienen una utilidad muy concreta”, dice.

Los Laboratorios de Innovación también invirtieron en Pillo, un pastillero inteligente que provee a la hora indicada, en un pequeño recipiente, los medicamentos para tomar, entre otras características.

Con una cámara de reconocimiento facial, el aparato identifica al paciente y puede enviar una alerta al teléfono de su familia si detecta un problema, dice Paige Baeder, de la startup Pillo Health, que dice que vendió 2.500 dispositivos en unas pocas semanas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre 2000 y 2050, la proporción de la población mundial de más de 60 años habrá aumentado de 11% a 22%, o de 605 millones a 2.000 millones de personas.

En cuanto a los de 80 años o más, se proyecta que se cuadruplicarán hasta alcanzar los 395 millones en 2050, según la OMS. El mercado sénior, apodado economía plateada, promete un crecimiento exponencial.

La firma francesa E-vone presenta en el CES el primer calzado conectado con detección de caídas que automáticamente alerta a su familia o cuidadores para que puedan asistir a lo más rápido posible a la persona gracias a un sistema de alerta localizada por GPS, explica Franck Chérel, presidente de E-vone, propiedad del grupo Eram. Una vez que se produce la alerta, el zapato vibra para informar al usuario caído al suelo. “En el interior, hay sensores que monitorean continuamente la actividad de la persona y el algoritmo puede detectar si hay algo anormal gracias a la inteligencia artificial”.

Embed

Dejá tu comentario