Interior

Salud apunta a programas de desarrollo infantil en el Norte

 

Con el objetivo de reforzar la atención sanitaria en la primera infancia, en San Pedro, fueron distribuidos equipamientos y mobiliarios destinados para las Unidades de Salud de la Familia de Andrés Barbero, San Francisco y Correa Rugua, que se encuentran dentro del Programa de Desarrollo Infantil Temprano.

El mismo es implementado en seis departamentos, y apunta al mejoramiento de la infraestructura y atención de las comunidades a través de las USF.

En el departamento norteño, las unidades recibieron una dotación de sillas, mesas, alacenas, balanzas y otros equipos médicos, para brindar atención de calidad a más de 600 niños, que se registran asistidos por las unidades mencionadas.

Los materiales facilitarán la implementación del Modelo de Atención Integral al Desarrollo Infantil Temprano (Maidit), el cual busca educar a las familias sobre pautas de crianza positiva y técnicas de estimulación temprana, entre otros puntos.

“Estos 600 niños de 0 a 5 años, no solo mejorarán su desarrollo emocional, intelectual y físico, sino que, detectarán a tiempo, posibles problemas que podrán recibir un tratamiento adecuado”, aseguran desde el Ministerio de Salud Publica.

La inversión del Gobierno Nacional para montar estás tres Unidades, alcanzó la suma de G. 159.000.000. Además fueron distribuidos kits de estimulación.

DETALLES. El Programa Desarrollo Infantil Temprano (PDIT) y Paraguay Creciendo Juntos, involucra a las USF de todo el país, en la implementación del Maidit, el cual, se encuentra en proceso, y busca garantizar la prestación de servicios adecuados a competencias y normativas que mejoren los niveles de desarrollo cognitivo, emocional y físico, durante la primera infancia.

La intención es intervenir en todos los estratos sociales, e instalar una política pública necesaria, que establezca y organice la atención relacionada al desarrollo infantil en los distintos niveles del sector salud, tomando como partida las necesidades locales.

El programa contribuye además a mejorar los niveles de desarrollo cognitivo, emocional y físico, de niños de 0 a 5 años detectando precozmente las desviaciones en el desarrollo, y facilitando el acceso oportuno a intervenciones para su tratamiento.

Dejá tu comentario