Política

Salomón pasa por alto gestión de Abdo y habla de esperanza

 

El presidente del Congreso, Óscar Salomón, emitió un mensaje dirigido a la ciudadanía en el que omite hacer referencia a la gestión de Mario Abdo Benítez, quien hoy cumple dos años en el Gobierno.

No hizo referencia a la falta de insumos ni a los millones de dólares que tiene el Ministerio de Salud sin ejecutar.

El senador, que responde a la misma línea del movimiento del mandatario, optó por un mensaje de “esperanza”.

Estuvo lejos de las críticas y cuestionamientos, pero tampoco ningún tipo de mención con relación a la crisis actual.

Se limitó a señalar que agosto es un mes de celebraciones y conmemoraciones por la bandera, Asunción, los niños y familiares perdidos.

Invitó a la ciudadanía a que agosto sea un mes de esperanza para atravesar la crisis sanitaria que golpea la nación.

Sugirió armarse de coraje como el que tuvieron los niños en la Batalla de Acosta Ñu para hacer frente al virus con los mejores hábitos sanitarios.

“Queridos compatriotas, agosto es un mes de celebraciones y conmemoraciones por nuestra bandera, Asunción y los niños, pero también de recuerdo a nuestros familiares perdidos”, indica el comunicado.

“Anhelo y les invito que este agosto sea un mes de esperanza y cuidado en el que juntos podamos atravesar esta crisis sanitaria que golpea nuestra nación”, refirió.

“No dejemos caer nuestra bandera en la lucha contra este virus y armémonos del coraje de aquellos niños de Acosta Ñu para hacerle frente con nuestros mejores hábitos sanitarios”, remarcó.

Como mensaje al aniversario de Asunción, pidió cuidarla como cada uno cuida a su propia madre.

“Nuestra capital de la República requiere atención y compromiso ciudadano. Que cada asunceno ponga de sí para fortalecer nuestra comunidad donde nos desarrollamos y crecemos”, refirió.

En cuanto a la bandera, manifestó que al tomar la tricolor se valore la diversidad y la pluralidad en la expresión de las creencias e identidades.

“Sus escudos nos hablan de la lucha y gloria para nunca bajar la mano y vernos vencidos porque nuestro destino como nación debe ser la permanente victoria sobre nuestras falencias”, alegó.

Con relación a los niños, recomendó que “veamos en cada niño al niño que fuimos y entreguemos lo principal de cada uno para contribuir a que ese niño sea el mejor ser humano posible y logre a futuro un Paraguay mejor”.

Concluyó su mensaje pidiendo a los compatriotas hacer que los niños vean en los adultos la renovación del compromiso por la roja, blanca y azul que ondea en la nación.

Dejá tu comentario