Mundo

Sacerdote, en prisión preventiva por nuevo escándalo en Chile

El sacerdote Óscar Muñoz quedó este viernes en prisión preventiva por orden de un tribunal de la ciudad de Rancagua tras haber sido acusado de abuso sexual y estupro de al menos siete menores.

Muñoz, quien había sido detenido el jueves en Santiago, fue trasladado a la ciudad de Rancagua (120 km al sur de Santiago), donde un tribunal ordenó la prisión preventiva por 180 días mientras dura la investigación judicial de este nuevo caso de pederastia que agudiza la crisis de la iglesia chilena por los reiterados escándalos sexuales que la han golpeado.

“La prisión preventiva es una medida muy gravosa, significa la privación total de libertad de una persona”, declaró Emiliano Arias, fiscal de Rancagua, tras concluida la audiencia de formalización de cargos de Muñoz.

Muñoz, un reconocido sacerdote quien ocupó cargos de responsabilidad en el Arzobispado de Santiago durante los últimos siete años y mano derecha del cardenal de la capital Ricardo Ezzati, arriesga penas carcelarias de hasta 15 años, según Arias.

Los casos, que según el fiscal todavía no han prescrito, comprenden el periodo 2002-2018 en las ciudades de Santiago y Rancagua. AFP

Dejá tu comentario