Deportes

Sabrina cosecha medallas

La handbolista paraguaya, tras laurearse con la Selección, ahora triunfa en Brasil.

En 10 meses se colgó nada menos que 11 medallas. La paraguaya Sabrina María Concepción Fiore Canata Morínigo, desde que comenzó a jugar en el hándbol brasileño, ha conocido el éxito y la consagración, a sus escasos 15 años.

GOLEADORA. Su mayor logro fue en las Olimpiadas Escolares, en donde su colegio (Castro Alves) salió campeón y ella convirtió 14 goles en 5 partidos. Desde que comenzó a jugar con la Selección Paraguaya de hándbol, en los Juegos Escolares Sudamericanos, se ha destacado, siendo medalla de plata en Montevideo, en el año 2008; medalla de plata en Ecuador, en el 2009, e igual en el 2010, en Lima.

Ya desde el 2009 fue tentada para jugar en Brasil y jugar el Mundial Escolar. Pero Sabrina no quería nacionalizarse para jugar el Mundial.

ADAPTACIÓN. "Al inicio me costó, porque no conocía nada del idioma y además soy muy tímida; pero luego me fui acostumbrando. Me pusieron un profesor y eso aumentó mi adaptación al idioma", recordó. En el Colegio Castro Alves tiene todo para una buena práctica. Unas 4 a 5 horas de entrenamiento diarios y algunos días específicos que lo fueron moldeando cada vez más en su juego, hasta hacerla una jugadora múltiple: "Juego en todos los puestos, menos en el arco, pero más lo hago de lateral por derecha", expresó, con sencillez.

A EUROPA. Para Sabrina, Brasil es un trampolín a su deseo de emigrar con el tiempo a Europa, en donde está lo mejor del hándbol del mundo: "Quiero jugar en Europa, ese es mi mayor deseo. Ahora espero seguir creciendo en mi juego, jugar en algún club brasileño y después ir a jugar a un club grande de Europa".

Sabrina se acoplará a su club para la pretemporada, con miras al Mundial Escolar de hándbol de Croacia.

Dejá tu comentario