Nacionales

Río Paraguay continúa en alza en Asunción acrecentado por fuertes lluvias

El nivel del río Paraguay, en su paso por Asunción, llegó este lunes a los 5,84 metros, seis centímetros más que la víspera, acrecentado por la fuerte lluvia caída este domingo en la ciudad, donde hay más de 25.000 personas evacuadas por las inundaciones en los bañados.

EFE

Las autoridades municipales de gestión de riesgos de desastres explicaron en su informe de este lunes que realizaron mudanzas de evacuados de varios barrios del Bañado Norte y del Bañado Sur, donde la crecida del río ha afectado a más viviendas.

Estos damnificados están siendo trasladados a predios públicos o militares en los que se han construido precarios chamizos con chapas y maderas para alojar a las personas que tuvieron que abandonar sus casas por la subida del agua.

Además también se procedió a habilitar servicios higiénicos y sanitarios en estos lugares como retretes portátiles o suministro de agua potable a través de camiones cisterna.

La zona más afectada es el Bañado del barrio de Tacumbú, en donde 2.478 familias han tenido que dejar sus hogares después de que el agua anegara las calles y las casas precarias del lugar, según la Municipalidad.

En la zona del Bañado Norte,1.871 familias también se han visto afectadas y desplazadas por la subida del río.

En el barrio Ricardo Brugada, conocido como la Chacarita, han sido 692 familias a las que el agua ha forzado a desplazarse a zonas más elevadas.

Las Junta Municipal de Asunción declaró el pasado miércoles el estado de emergencia por un periodo de 30 días para poder "disponer de los fondos necesarios, con menos burocracia, para proceder a la compra de los insumos y víveres para los pobladores de los barrios afectados por la suba del agua".

El nivel del agua del río Paraguay ha subido más de 2 metros en enero, una tendencia alcista ininterrumpida que data desde mediados del pasado diciembre.

En diciembre de 2015, las inundaciones en Asunción, asociadas al fenómeno climático de El Niño, obligaron a cerca de 100.000 personas a abandonar sus hogares y trasladarse a precarias casetas de madera construidas en refugios ubicados en espacios públicos.

Dejá tu comentario