Política

Richer cree que hay una cacería casi anticomunista

 

El senador del Frente Guasu Hugo Richer cuestionó que la Fiscalía no esté trabajando para dar garantías, sino más bien entra en una cacería casi anticomunista, con relación al caso de Juan Arrom y Anuncio Martí y su vinculación con la izquierda.

Hizo alusión al fiscal Édgar Sánchez, a quien se refirió como uno de los líderes de logias masónicas que “debe aportar la hermandad, la concordia”.

“Lo que está planteando es barrer con izquierdistas, asumir el discurso de extrema derecha y fascista de Bolsonaro. Estos son realmente un peligro para una concesión democrática plural”, manifestó el senador.

En cuanto a la fiscala de Derechos Humanos, Alejandra Peralta, remarcó que debe entender la función de los médicos, ya que la misma hizo hincapie que Arrom y Martí recurrieron a Esperanza Martínez y Jorge Querey.

“No hubo mucha confianza en la gente del sistema, que entraron ante la acusación que fueron secuestradores de la señora María Edith de Debernardi. Intentaron mejicanear, no sabemos si realmente mejicaneron o no”, manifestó.

Sugirió a los fiscales que se preocupan tanto por el Frente Guasu, que revisen el gobierno de aquel tiempo. “Se presume que gente del propio gobierno participaron de todo esto”, indicó. Era presidente en ese entonces Nicanor Duarte Frutos.

“A ver si realmente el masón libertario tiene los cojones suficientes para mirar otro lado, y a esta chica que está iniciándose con un discurso antiizquierdista y anticomunista hay que desearle que vaya creciendo en su madurez y en el respeto a las opciones políticas e ideológicas”, indicó. Alegó que se añora una democracia sin comunismo, que viene desde la época de la dictadura.

Dejá tu comentario