Opinión

Revolución digital

Paraguay necesita adecuar su sistema educativo a las nuevas demandas laborales. Por Wendy Marton – @WendyMarton

La búsqueda de perfiles digitales crece a ritmo acelerado, mientras las universidades del país apenas ofrecen carreras relacionadas con lo que demanda el mercado laboral actual.

Un informe del Instituto Superior para el Desarrollo de Internet (ISDI), publicado por el portal español Expansión, revela que las áreas con mayor demanda actual son márketing digital, comercio electrónico, comunicación y contenidos, así como analítica y big data.

Agrega que los expertos creen que la cuarta revolución industrial incluye campos como la inteligencia artificial, robótica, nanotecnología, genética, biotecnología, desarrolladores de aplicaciones, expertos en realidad virtual, diseñadores y la impresión en 3D, áreas en las que nuestro país navega tímidamente en un bote a remo, mientras los demás países se mueven a velocidad crucero.

La publicación refiere además que el informe The Future of Jobs, publicado por World Economic Forum, asegura que estas revoluciones afectan a los mercados laborales, a la generación de nuevo empleo y a la necesidad de capacidades diferentes.

Algunas empresas van más allá y piden un profesional "dos por uno", es decir, alguien que maneje márketing y analítica, o márketing y contenidos, refiere el informe.

Mientras, la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) se encuentra analizando la posibilidad de aumentar cupos para la carrera; en tanto que se desconoce cuándo aumentarán los cupos para estudiar Ingeniería Informática en la Facultad Politécnica de la UNA, donde apenas hay 30 cupos.

Las opciones educativas terciarias están desfasadas o limitadas. Aunque el país podría ser el centro de diseño y ensamble de automóviles, hasta el momento hay un solo egresado en Diseño de Automóviles (un área que se supone forma parte de la malla curricular de la Facultad de Arquitectura de la UNA), pero para poder terminar su carrera debió acudir a una universidad brasileña.

Los jóvenes se ven obligados a aprender sobre Audiovisuales en empresas privadas, pues la mayoría de los que pueden llegar a enseñar la carrera están trabajando en el exterior.

El sistema educativo de nivel medio necesita una reforma urgente para preparar a los jóvenes a especializarse en carreras relacionadas a la informática.

Y las universidades privadas y públicas necesitan ampliar los cupos de las carreras que son requeridas cada vez más por las empresas.

Paraguay no puede seguir autoaislándose y seguir ofreciendo una educación del siglo pasado.

Por ello, quien gane las elecciones generales en abril de este año deberá poner énfasis en la reforma educativa y en ofrecer, a través de instituciones públicas de enseñanza de mandos medios, como el Servicio Nacional de Promoción Profesional, programas que permitan a los jóvenes competir en el mercado laboral nacional e internacional.

Pensar en la producción de películas animadas made in Paraguay no debería ser una utopía. La ventaja competitiva que tenemos como país está en la juventud de nuestra población, pero para aprovecharla como se debe es necesario cambiar el modelo de capacitación.

La revolución digital ya comenzó, y es urgente que nuestro país se sume a ella.

Dejá tu comentario