Economía

Retienen camión con ganado vivo que sería de contrabando

 

Una carga de 33 cabezas de ganado vivo se retuvo en la madrugada de ayer en la ciudad de Emboscada.

El procedimiento se realizó cuando el camión de cargas llegó al puesto del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), ubicado en la mencionada ciudad, informó el titular de la institución, José Carlos Martin.

En este puesto se controlan unos 2.000 animales por día. En este caso, los animales no contaban con la documentación necesaria del origen de los mismos, señaló el titular del servicio sanitario.

El destino de las cabezas era el matadero San Miguel, ubicado en la ciudad de Areguá. Se cree que provenían de Brasil, debido a que la marca de los animales está del lado derecho, comentó Martin.

Para el procedimiento, se contó con el apoyo del Ministerio Público y de las comisiones de control de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), destacó.

De hecho, los animales fueron llevados al predio de la ARP en Mariano Roque Alonso mientras se determina el destino de los mismos.

El Senacsa está realizando una serie de estudios para determinar si los animales pueden ser faenados en un establecimiento autorizado y utilizar luego la carne para alimento en penitenciarías o entidades de beneficencia, indicó Martin.

“Senacsa hizo una inspección y va a hablar con la Fiscalía para ver qué se puede hacer con esos animales”, comentó.

Controles. Esta es la primera carga irregular de carne que cae desde que se intensificó la expectativa de que aumente el contrabando en la frontera, situación que reconoció el propio presidente de Senacsa.

“Vivimos en un momento muy complejo en la región por la devaluación de las monedas”, señaló.

En ese contexto, la indicación del Poder Ejecutivo es intensificar los controles en todos los puntos emblemáticos, informó el titular del servicio.

“Desde el martes pedí el doble de esfuerzo de controles. En la frontera seca de Brasil especialmente”, manifestó.

Martin dijo que esta indicación va para todos los rubros, desde la carne hasta los productos frutihortícolas y los demás artículos que comúnmente se hacen pasar por la frontera de forma irregular.

“Al comienzo de la semana fue el caso del tomate, ahora la carne”, recordó.

Dijo que están identificados los puntos en la frontera donde existe una especie de permeabilidad, lo cual no significa “debilidad de la gente” que está a cargo del control, sino que es la zona de frontera seca, indicó.

Dejá tu comentario