Mundo Animal

Rescatan a perro que esperó fuera del hospital a su dueño fallecido por Covid

Un perro esperó más de 30 días afuera de un centro de salud en Tamaulipas, en México, a su dueño que murió por Covid-19 en el centro asistencial. El animal fue rescatado por activistas que se comprometieron a brindarle un nuevo hogar.

De acuerdo a trabajadores del Hospital de Nuevo Laredo, ubicado en el estado de Tamaulipas, en México, el perro no se alejó un solo momento de la entrada del centro asistencial, donde ingresó su dueño con síntomas de Covid-19 y murió a causa de la enfermedad.

Pasó 30 días sentado en la puerta, donde esperó a su compañero de vida, publicó TN este miércoles.

Sorprendidos por la actitud del can, médicos, pacientes y todo el personal del hospital le tomaron cariño y decidieron ocuparse que no le faltara agua ni alimento.

Lea más: Emotivo encuentro entre mascota y su dueño que venció al Covid-19

Lo apodaron Covito y historia no tardó en ser difundido por medios locales.

Una de las encargadas de la sala de pacientes de coronavirus declaró en El Mañana que la mascota siempre que veía a los trabajadores los acompañaba del área de Covid al Hospital General y luego regresaba, desde las 5.00 estaba parado en la puerta de la sala mencionada o en la entrada de Urgencias.

La mujer contó que desde que el perro llegó al lugar conmovió con su lealtad a todos los miembros del personal. Algunos incluso afirmaron haber visto lágrimas en sus ojos ante la incertidumbre sobre el destino de su dueño.

Le puede interesar: Un cisne, de luto, interrumpe la circulación ferroviaria en Alemania

La historia de Covito tomó estado público primero en las redes y luego en la prensa local, momento en el que la representante de un refugio para mascotas en situación de calle Kendra Hernández decidió hacerse cargo del animal, solo de forma temporal.

Posteriormente, la organización de ayuda animal Paws On Board Rescue Support se puso en contacto con ella y le propuso que una vez vacunado y revisado por un veterinario, Covito fuera trasladado a un nuevo refugio en Laredo, Texas, donde se comprometió a encontrarle un nuevo hogar.

Dejá tu comentario