Arte y Espectáculos

Renée Ferrer gana el Premio Municipal de Literatura

La escritora obtuvo la edición 2010 del galardón por su novela La Querida, ambientada durante la dictadura stronista. "Estoy muy dichosa, agradezco a Dios", dijo ayer Renée Ferrer, con tono sereno, tras recibir la noticia.

Portada de la obra ganadora.

Por Sergio A. Noé Ritter

snoe@uhora.com.py

La poeta, novelista, cuentista y dramaturga Renée Ferrer suma otro galardón a su dilatada trayectoria literaria. Se trata del Premio Municipal de Literatura 2010, la primera distinción que obtiene por su obra La Querida, lanzada en 2008, con Ediciones Fausto.

"En este momento, agradezco al Señor por haberme hecho ver en el diario -en una mañana, tras levantarme de la cama- el último aviso que anunciaba el cierre de la convocatoria", indica la escritora.

Esto motivó que pegara un telefonazo a su editora, Nilda de García, de Ediciones Fausto. "Ella se encargó de enviar la obra ese mismo día. Fue así que mi libro entró en el último día del concurso", detalla Ferrer.

CELEBRACIÓN. La escritora revela que se enteró, extraoficialmente, de la novedad el sábado último. "Me gusta la discreción y por ello no conté nada. Saboreé la noticia con mi familia. Compartimos el almuerzo habitual de todos los domingos, y mi familia estaba muy contenta", afirma.

Ferrer se muestra confiada en que este importante galardón para su novela La Querida, ambientada durante la dictadura stronista, despierte el interés de los lectores paraguayos para que adquieran su obra y la lean.

"Con el premio, el libro se convierte en una carta de presentación para que alguna editorial extranjera lo mire con más atención. Creo que con esto, la obra tendría mayor facilidad de difusión en el exterior", expresa la escritora.

Aunque anhela publicar con alguna editorial internacional, Ferrer considera que aún es muy temprano para hablar de ello. "Sería interesante que el libro llegue al exterior, con una tirada más grande", indica. "Un premio -agrega- ayuda a que la gente tenga interés y curiosidad. También sé que ya se lee en algunos colegios".

COMPROMISO. La también autora de Los nudos del silencio asevera que La Querida "hace un rescate de lo que vivieron tantas víctimas de la dictadura stronista".

Por ello, asegura que el texto "es como un compromiso mío como escritora, que debe dar un testimonio de su tiempo, en particular, de una época que nos tocó vivir a todo un país durante tantos años".

Ferrer afirma así que deja filtrar una realidad pasada en la literatura. "Me dije una vez: ?Si no fui una activa militante en contra de la dictadura, por lo menos, debo tomar la pluma y escribir sobre lo pasado'", indica.

OTRAS PREMIADAS. El Premio Municipal de Literatura concedió el segundo lugar a Susana Gertopán, por su obra El Equilibrista. Mientras que otorgó Menciones de Honor a Dirma Pardo Carugati, por Simplemente Mujeres; Chiquita Barreto, por Mujeres de Cera; e Irina Ráfols, por Alcaesto. Historia de un aprendiz de alquimia.

REFLEXIÓN SOBRE EL PODER

La Querida se ambienta en un periodo reciente de la historia paraguaya, como lo fue la dictadura de Alfredo Stroessner, rescatando esos años sombríos desde la literatura.

La autora traslada datos reales para colocarlos bajo su propia inventiva en el terreno de la ficción, por medio de una figura femenina totalmente imaginaria.

Así, se expone un fresco de una época y una meditación sobre quienes ejercieron el poder, y de quienes sufren a causa de ello.

"La Querida es como una suerte de meditación sobre el poder. Más bien, sobre el abuso del poder, y de cómo esto trae consecuencias, de cómo se corrompe a la sociedad. Se trata de cómo el abuso de poder lleva al crimen, y cómo ese crimen y espionaje, esa falta de libertad, lleva a un control social impuesto por el terror", asegura Renée Ferrer.

Dejá tu comentario