Correo Semanal

Remedios Varo surreal

 

BlasBrítez

Hy un capítulo largo de la historia española contemporánea que se desarrolla en México. El capítulo de sus intelectuales y artistas que, entre las décadas del 30 y el 40 del siglo pasado, llegaron a América porque en Europa había una barbarie que se cernía bajo el nombre del fascismo. Y en México estaba Lázaro Cárdenas y el arte era asunto de Estado. El poeta José Bergamín, el filósofo José Gaos, el narrador Max Aub o la pintora Remedios Varo son algunos de los nombres que la España republicana legó a la cultura latinoamericana a través del exilio. El de ella figura en el centro del tardío surrealismo europeo con una tónica decididamente femenina y, rápidamente, diferente al que pretendían Breton y las capillas del arte.

Nacida en 1908 en una España a la que nunca volvió; “hermana en el arte” de otra artista tremenda como Leonora Carrington; responsable de una obra plena de significaciones y magia, la vida de Remedios Varo podrá verse en escena en el Mes de Teatro Hispanoparaguayo que tiene lugar en el Centro Cultural de España Juan de Salazar, del 11 al 13 de diciembre, a las 20. hs.

La directora Raquel Martínez y la actriz Tessa Rivarola bucean en la interioridad de una artista singular y cuando hablan de ella es posible entrever cuánto de ellas mismas hay Remedios Varo, un alma surrealista. “Todo su mundo es simbólico, como todo pintor tiene un código, un lenguaje que trabaja. Como trabajo el teatro poético, necesito muchísimo de eso para poder llevar una puesta en escena”, cuenta Talavera.

–¿Cómo definirías el teatro poético?

–Es muy visual, muy interdisciplinario. Tiene un poco de música, el cuerpo también es poético, es como la figura principal, y se va agrupando con otros lenguajes, con cómo se organizan en el espacio los elementos. Trabajé con Wal Mayans durante muchos años en la línea del teatro antropológico. No es lo mismo ya, por eso defino mi trabajo como teatro poético. Pero Wal es mi maestro.

Rivarola, por su parte, confiesa que el teatro ofrece la posibilidad de “migrar” hacia otras pieles y que hacerlo en el de Remedios Varos “es un milagro”.

–Ella está menos visibilizada que los surrealistas hombres, ¿no?

–Por esto que ha ocurrido que es que los que han quedado en la historia del arte (Dalí, Buñuel, Ernst) son los varones. La obra es un reconocimiento a quienes no han sido tan conocidas.

–¿Cuál es lo novedoso en Varo?

–Desde sus cuadros. Cualquiera que está frente a uno de ellos se queda pasmado. Cada uno está lleno de símbolos. También es como indescifrable. ¿Cómo explica qué es esta artista, su arte? En su tiempo de madurez ella no cabe tampoco dentro de l surrealismo. Creo que ella es muy misteriosa pero a la vez sus cuadros son reveladores. Yo creo que nadie va a salir inmune al entrar en contacto con su arte. No pintaba para vender, sino como camino propio personal.

Dejá tu comentario