Mundo

Reino Unido inicia “nueva era” fuera de la Unión Europea

 

Fuera de la UE por primera vez en 47 años, el Reino Unido emprendió desde ayer una “nueva era” en que deberá superar las divisiones y redefinir su lugar en el mundo, negociando su nueva relación comercial con Bruselas, y también con Washington.

“El telón se levanta para un nuevo acto en nuestro gran drama nacional”, dijo el primer ministro Boris Johnson en un mensaje a la nación cuando, entre gritos de júbilo de unos y lágrimas de tristeza de otros, el país hizo realidad un brexit que por mucho tiempo pareció imposible.

En tanto, gracias a un periodo de transición negociado con Bruselas que va hasta fines de diciembre, nada o poco cambió por ahora. Ahora en solitario, los británicos deben usar “esta soberanía recuperada para lograr los cambios por los que la gente votó”, manifestó Johnson.

El resultado del referéndum de 2016, en que 52% de británicos optó por el brexit, fue interpretado como una reacción desesperada de la parte del país -principalmente el norte de Inglaterra- olvidada por la globalización. El conservador Johnson logró acabar con años de bloqueo político en unas elecciones anticipadas en diciembre en que sedujo a varias localidades obreras, tras lo cual prometió reunificar al país e invertir, en educación o sanidad, para mitigar desigualdades.

“La batalla sobre la UE pudo terminar, pero la batalla por el Reino Unido está a punto de empezar”, afirmó ayer el lobby probrexit de la industria pesquera que espera recuperar la prosperidad con el fin de las cuotas y la presencia de barcos europeos.

Mañana, Johnson dará un discurso en que marcará sus grandes líneas para el futuro y qué papel en el mundo quiere para el nuevo Reino Unido.

De momento, lidiará con el descontento de gran parte de Escocia, una nación semiautónoma con una población en su mayoría contraria al brexit. En los próximos meses, Londres tendrá que negociar su futura relación con Bruselas al tiempo de alcanzar un ambicioso tratado de libre comercio con EEUU, su principal estrategia para reemplazar a su socio europeo. Johnson no quiere alinearse con las normas europeas, que preocupa a sus exsocios. AFP

Dejá tu comentario