País

Reclaman mayor rigurosidad para multar a motociclistas infractores

Edil afirma que es común ver máquinas sin chapa y conductores sin casco o chaleco reflectivo en las calles de Asunción, sin que los agentes de la PMT intervengan y sancionen a los infractores.

Pese a tener conciencia de que representa un peligro circular cada día en motocicleta sin casco protector y traer a toda su familia desde Fernando de la Mora hasta Asunción, por cuestiones laborales y de estudio, L.G. sostiene que lo hace por necesidad, al no tener otro medio para movilizarse.

Ante esta realidad que viven miles de personas que ingresan a diario a la capital y que manejan estas máquinas en total transgresión de las exigencias de la Ordenanza 479/10 Reglamento General de Tránsito, el edil Mariano Cáceres plantea que controles y multas se apliquen con mayor rigurosidad en estas infracciones.

En su propuesta, derivada a la Intendencia para su consideración, el concejal resalta que esa normativa califica como faltas gravísimas no portar placa identificatoria, no utilizar casco y chaleco reflectivo y transportar a menores de 10 años en los biciclos motorizados.

“Estas infracciones se ven constantemente en avenidas y calles de Asunción y las sanciones, a pesar de ser faltas gravísimas, no están siendo aplicadas con rigurosidad. El incumplimiento de ellas, en la mayoría de los casos, favorece la materialización de accidentes, muchos de ellos con saldos fatales”, advirtió.

El director de Comunicaciones de la PMT, inspector Manuel Gamarra, explicó que a ese tipo de infracciones, a lo que se suma conducir sin registro, se le aplica una sanción económica equivalente a 20 jornales mínimos, que asciende a G. 1.570.100.

ESTADÍSTICA. Según datos de Opaci, hasta junio del 2017 se expidieron a nivel país 3.050.772 de licencias de conducir, de las cuales 1.024.301 corresponden a motociclistas; en tanto que un año antes se registraron 1.202 muertes en el tráfico, 601 de ellas (50%) involucraron a conductores de motos o a sus acompañantes.

El edil Mariano Cáceres sostuvo que “a medida que se aproximan las fiestas de fin de año y el verano, el tráfico se torna caótico y el peligro crece. Queremos que se cumpla estrictamente la ordenanza”.

Finalmente, insistió en que desde el Ejecutivo Municipal se designe el personal suficiente de uniformados para dar cobertura y cumplimiento efectivo a esta problemática que cada año se cobra numerosas vidas.

Dejá tu comentario