Política

Quintana dijo ser inocente, pero hasta el momento no se dio por detenido

En su defensa ante sus colegas, Ulises Quintana manifestó que iba a someterse a la Justicia, pero hasta el momento no aparece. Ayer la Fiscalía obtuvo videos del edificio The Tower, donde residía el diputado abdista.

El colorado Ulises Quintana se declaró inocente de todos los hechos que le fueron imputados, el miércoles pasado, cuando le tocó defenderse en la sesión extra de la Cámara de Diputados. Dijo que se sometería a la Justicia, pero este sábado se cumplen tres días y no hay rastros del legislador, pese a que su abogado dijo que se entregaría en la noche de este viernes.

El juez Penal de Garantías Rubén Ayala Brun admitió la imputación el jueves y además ordenó su captura por los hechos de tráfico de influencias, tráfico de drogas en grado de complicidad, lavado de dinero como autor y asociación criminal, como miembro activo del clan de Reinaldo Javier Cabaña, alias Cucho.

La Policía dio orden a todas las direcciones y departamentos de búsqueda, localización y detención del procesado. Se intensificaron las búsquedas en Asunción y Ciudad del Este, pero sin éxito.

Este viernes, el fiscal Ysaac Ferreira se constituyó en el edificio The Tower, residencia de Quintana en Asunción, y tras conversación con los propietarios, estos accedieron a entregar a modo de colaboración a la Fiscalía el disco duro de registro del circuito cerrado del edificio, material que será evaluado en la investigación.

Quintana está citado para el 21 del presente mes a la audiencia de imposición de medidas. Si no se presenta, el juez Ayala Brun le declara en rebeldía y decretará su captura.

El senador colorado Enrique Bacchetta manifestó que el caso del diputado Quintana es una cuestión personal y sostuvo que el legislador de Colorado Añetete debe presentarse y tratar de aclarar todo lo que se le atribuye.

Como abogado, Bacchetta observó los hechos punibles que se atribuyen a Quintana. Al respecto, dijo que no sabe qué elementos tendrá el Ministerio Público para la acusación de lavado de dinero o enriquecimiento ilícito.

“Generalmente, se dice que la imputación no causa agravio. En este caso la imputación causa agravio porque los hechos atribuidos son crímenes y lógicamente él no se va a poder defender en libertad. Tendrá que ir a audiencia y tiene que ser privado de su libertad por la calificación de los hechos”, sentenció.

Policía niega presión para la captura

El comandante de la Policía Nacional, comisario general Bartolomé Báez López, manifestó que el viceministro de Asuntos Políticos Juan Francisco Villalba nunca le dio un ultimátum para dar con el paradero de Ulises Quintana.

“Estuvimos juntos en el Palacio de Gobierno, y me admitió que jamás dijo nada sobre un plazo para que la Policía Nacional detenga al legislador buscado”, mencionó.

En otro momento recordó que la Policía recibió la orden de captura del mencionado diputado y que lo están buscando, tanto en Asunción como en Alto Paraná, de donde Quintana es representante en Diputados.

Dejá tu comentario