País

“Quiero vivir”, dice paciente que pide un fármaco al IPS para tratar cáncer

En el mes rosa, una paciente clama que se cumpla el amparo para adquirir un medicamento, otra gastó G. 300.000 para comprar un insumo. Con vaquitas compran agujas y los remedios para tratar el mal.

El cáncer de mamas mata a tres mujeres cada dos días. La asegurada Liz Stella Lugo Ferreira (47), del Instituto de Previsión Social (IPS), con cáncer mamario y metástasis ósea y cerebral, hace más de un año espera que el seguro social cumpla con el amparo para la compra del medicamento denominado Lapatinib.

La excusa del seguro social es que el fármaco no consta en el vademécum, es decir, no forma parte de la lista oficial de medicamentos que deben otorgar a los asegurados y que le medicamentos ya no se venden en el país. Liz Stella hace con frecuencia actividades solidarias para comprar el fármaco que tiene un costo de G. 13 millones y necesita un paquete mensualmente para tratar la metástasis.

Sin insumos en el IPS. Una asegurada, que prefirió el anonimato, comentó que tuvo que comprar una aguja para biopsia Nº 14 para una punción mamaria que le hicieron en el Servicio de Mastología. La paciente es de escasos recursos por lo que tuvo que recurrir a amigos y familiares para juntar la suma de G. 300.000.

Lo que indignó a la paciente es que le entregan una boleta con datos de dónde comprar el insumo. El presidente del IPS, Armando Rodríguez, señaló que desde el Parque Sanitario le informaron que existen varios tipos de agujas y que lo que normalmente se utiliza hay “en existencia”.

LA LUCHA DIARIA. “Vivimos haciendo actividades como rifas y ferias de ropas para cubrir el costo del medicamento. También recibimos apoyo de personas de corazón noble”. El fármaco solo dura 28 días. Desde el pasado mes de mayo ya no cuenta con los recursos para la compra y la enfermedad avanza.

“Hace más de un año que vivo suplicando al IPS por el único medicamento que es el indicado para mi caso y no me suministran. Hasta la fecha no hay respuesta. Es mi vida la que está en juego y yo quiero vivir. No tomo continuamente como debería”. A la paciente le diagnosticaron en el 2014 cáncer de mama. Del 2015 al 2017 se le detectó la metástasis.

Liz Lugo comentó que otras aseguradas con metástasis cerebral requieren del fármaco. Ella pide a las autoridades que incluyan el fármaco en el vademécum para que todas las mujeres tengan un tratamiento integral. “No todo es ponerte un lazo y prender luces rosadas. Lo que nosotras necesitamos es medicamento y atención”.

El pedido de amparo corresponde al 2017. El abogado Andreas Ohlandt, titular de la Dirección Jurídica del IPS, señaló sobre el caso se comunicó al Juzgado que el único productor del fármaco ya no fabrica, una información que dio la Compañía Química Vicente Scavone, “la única empresa que tenía autorización para importar” del Ministerio de Salud Pública (MSP).

“No pudimos comprar porque según la ley solamente se puede comercializar medicamentos que tengan autorización del Ministerio de Salud. Aunque hagamos licitación internacional, si ese medicamento no tiene autorización para venderse en Paraguay estamos violando la ley”.

DATOS. En el 2017, 538 mujeres fallecieron a causa del cáncer de mama y se diagnosticaron 1.616 nuevos casos, según datos del MSP. En el IPS se registran 370 nuevos casos cada año.

Octubre Rosa se denomina al mes para concienciar, prevenir, diagnosticar a tiempo y cuidar a las personas con esta patología. El lema de este es Cuídate, está en tus manos.

Embed

Documento. La orden del estudio tiene adjuntado los datos de dónde comprar la aguja.

Embed

En el Octubre Rosa persisten falencias

La reparación de equipos de mamografía en centros del Ministerio de Salud Pública (MSP) en el interior del país, la carestía de agujas Nº 14 para biopsia mamaria en el Instituto de Previsión Social (IPS) y el recorte de la provisión de fármacos oncológicos al Hospital de Clínicas, forman parte de las falencias para dar una atención integral a las mujeres con cáncer mamario.

La otra cara es la falta de actualización del vademécum de la previsional con relación a los nuevos fármacos para tratar la enfermedad. A esta situación se suma que en Salud Pública no hay disponible el petscan, un tipo de diagnóstico por imágenes de medicina nuclear, solo se dispone en dos centros privados.

Con relación al recorte de provisión de medicamentos oncológicos desde el MSP al Hospital de Clínicas, el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, explicó que existe un convenio con esta institución que debe validarse, y que se está trabajando en ello para su puesta en vigencia con la mayor celeridad posible.

“La medicación para pacientes oncológicos está disponible en los hospitales del Ministerio de Salud, no se les dejó sin medicación. El Hospital de Clínicas no tiene previsto en su presupuesto la compra de dichos medicamentos, por lo que tiene un convenio con el Ministerio de Salud para la provisión de los mismos”.

Mientras se convalida el convenio, que está previsto para esta semana, los pacientes pueden acudir al Instituto Nacional del Cáncer. “Se dará una solución sostenible a la situación, para que los medicamentos sean administrados constantemente y, con más razón, los oncológicos”.

Dejá tu comentario